Detienen a menor acusado de seguidilla de robos

Fue en Roca y luego hicieron seis allanamientos Las víctimas de cuatro asaltos ya lo habrían reconocido.



#

Los investigadores creen que tras los allanamientos se esclarecieron varios robos. De los operativos participaron más de 60 policías.

ROCA (AR).- Un joven de 16 años tenía a mal traer a la policía de esta ciudad. Según el reconocimiento en álbumes fotográficos que realizaron las víctimas en sede policial, sería el autor de al menos cuatro violentos robos con armas registrados en los últimos días.

Pero aparentemente, el adolescente sabía que podía llegar a ser atrapado, ya que estaba identificado y el viernes de la semana pasada, tras estar dos horas en un hogar de menores, logró escapar.

La policía había montado un operativo desde el lunes a la noche con discretos controles, para actuar ayer a la mañana con diversos allanamientos. Y además, se puso una guardia en la terminal de ómnibus ante la posibilidad de que el sospechoso intentara dejar la ciudad.

Fue así que el lunes a las 23.45, un grupo de policías vio salir a un taxi de un domicilio sospechoso. Como pasajera iba solamente la hermana del joven, aunque en realidad, en el asiento trasero estaba acostado el adolescente buscado. A las 23.55 llegaron a la terminal y el menor fue apresado cuando sacaba un pasaje a Puerto Madryn, ciudad en la que vive su madre.

Ante el movimiento policial, la hermana -que se había quedado en el taxi- escapó del lugar. Se cree que advirtió a otros dos menores que serían familiares del apresado y que habrían tenido participación en varios de los hechos delictivos, que la policía estaba tras sus pasos.

Es por ello que cuando a partir de las 7.30 de ayer -hora en que comenzaron los seis allanamientos que duraron tres horas- ninguno de los otros sospechosos pudieron ser encontrados.

Tampoco se secuestraron armas de fuego, aunque sí varios elementos que podrían corresponder a parte de botines de diversos robos.

Los allanamientos se realizaron en seis viviendas cercanas entre sí, y según los investigadores, eran los domicilios en los que se solían “mover” los sospechosos.

El operativo se realizó sin incidentes, y participaron entre 60 y 70 policías de distintas unidades de la ciudad, además de 18 integrantes del grupo Bora y la flamante Brigada de Investigaciones de la comisaría de distrito.

Al margen de la demora del joven, como resultado de los allanamientos se logró secuestrar un televisor, una computadora con impresora láser, un monitor de pantalla plana, cargadores de equipos de radio, un ciclomotor nuevo, un equipo fotográfico profesional con pie y zoom, y varias cámaras digitales que podrían ser parte de lo robado hace varias semanas en un céntrico comercio de esta ciudad.

“Estos elementos fueron secuestrados en forma preventiva, ya que quienes estaban en las casas no pudieron justificar su procedencia. Además, llamativamente se encontraban en cajas, por lo que no estaban siendo usados en las viviendas”, indicó ayer una fuente ligada a la causa.

Los investigadores pensaban que podían llegar a secuestrar armas, especialmente buscaban una pistola nueve milímetros que pertenecía a un policía retirado de Neuquén, al que se la robaron durante un asalto a un ciber que custodiaba. “Cuando se escapó la hermana, seguramente 'limpiaron' los domicilios. Es más, en algunas viviendas directamente no encontramos a nadie”, señaló la misma fuente ligada a la investigación.

Ayer, el sospechoso permanecía alojado en la comisaría Tercera, aunque no se sabía a donde lo iban a trasladar, ya que por su condición de menor no puede estar allí, y mucho menos en la alcaidía. Y del hogar se fugó a las dos horas de ingresar.


Comentarios


Detienen a menor acusado de seguidilla de robos