Detuvieron en Cipolletti a sospechoso de un homicidio en Neuquén

Lo buscaban por el crimen del padre de un policía



NEUQUÉN (AN).- Un operativo conjunto de las policías de Neuquén y de Río Negro permitió detener en Cipolletti a un joven de 21 años que permanecía prófugo desde finales del 2005 y está acusado de cometer un homicidio en esta capital.

El procedimiento fue realizado ayer a las 17 en una vivienda ubicada en Alberdi al 1.000 del barrio Don Bosco. Participaron efectivos del departamento Delitos de Neuquén y de la comisaría 24 de Cipolletti.

El sospechoso fue identificado por la policía como “el Nari” González. Lo acusan de asesinar a Juan Atilio Curinao, de 53 años, padre de un suboficial neuquino, el 14 de noviembre del 2005.

Según los investigadores, la tarde de ese día, en Matheu y La Merced del barrio San Lorenzo, “Nari” y un cómplice identificado como “Moni” Núñez abordaron a Curinao para robarle. Y le dieron una terrible paliza que le causó la muerte.

Desde entonces González estaba prófugo y con pedidos de captura por el homicidio y por robos con armas que se le atribuyen. “No tuvo tiempo de resistirse” a la detención, indicó un jefe policial que participó del operativo de ayer bajo una fuerte lluvia.

El allanamiento en la vivienda en la cual se refugiaba fue ordenado por el juez Marcelo Muñoz, a través de un exhorto remitido al juzgado 25 de Cipolletti de Margarita Carrasco.

Las fuentes indicaron que llegaron a dar con el paradero del sospechoso después de un paciente trabajo de investigación coordinado con policías de Cipolletti. “Nari” permanecía anoche alojado en el departamento Delitos y se estima que hoy será indagado por el juez Muñoz acusado de “homicidio simple”. Luego se le dará intervención a la justicia de menores que lo buscaba por los robos.


Comentarios


Detuvieron en Cipolletti a sospechoso de un homicidio en Neuquén