Devuelven el premio Estímulo porque a la escuela le falta de todo

NEUQUEN (AN).- El edificio propio aún no tiene fecha de inauguración. Las medidas de seguridad no están previstas en la construcción. No se designaron jefes de departamentos. Hay un solo preceptor. El espacio de la biblioteca se desconoce dónde estará y no se nombró a una persona para su atención. Y todavía hay un grupo de alumnos que no comenzó las clases.

Por estos motivos, las autoridades del CPEM 69, ubicado al pie de la barda en esta capital, prevén devolver los fondos que obtuvieron tras ganar la última edición del premio «Estímulo», el cual es otorgado por la esposa del gobernador Liliana Planas. «No podemos implementar los proyectos ganadores porque, si bien nos dieron el dinero, el Consejo Provincial de Educación no nos otorgó los medios complementarios que necesitamos para impulsarlos», afirmaron en la escuela.

En rigor, el año pasado el CPEM 69 obtuvo 12 mil pesos para poner en marcha los dos proyectos con los cuales concursó ganó la última edición del premio «Estímulo». Pero para concretarlos necesita, además del dinero, diferentes recursos que desde la cartera educativa no fueron autorizados.

Uno de los proyectos tienen como objetivo disminuir los índices de deserción entre los jóvenes del barrio Cuenca XV, lugar donde está ubicado el colegio. El otro aborda la problemática de la violencia escolar. Ambos requieren de la designación de más profesionales y la construcción de un espacio propio para ser desarrollados. Por este motivo se solicitó a las autoridades del CPE el nombramiento de los jefes de departamentos, bibliotecarios, preceptores y mayor celeridad para construir el edificio. Sin embargo, hasta la fecha, no obtuvieron respuestas.

«Hemos enviado notas al CPE pidiendo distintos recursos para concretar los proyectos pero no nos escucharon», señaló la directora del colegio, Patricia Varela. «Ante este panorama no podemos hacer mucho y por eso optamos por devolver los fondos que nos cedieron. Es algo ridículo, porque no creo que la esposa del gobernador entregue el dinero para que después sea devuelto, pero ante la inoperancia del CPE no tenemos otra opción», explicó.

Al CPEM 69 concurren adolescentes y adultos. En total la matrícula comprende a 230 alumnos de la zona del oeste neuquino divididos en ocho cursos. Entre éstos, hay un grupo de primer año que aún no comenzó las clases por no tener aula.

Un amplio porcentaje de los jóvenes, reveló la directora, vive inmersos en contexto social y económico «difícil».


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora