Día 'D' para el objetivo final de la 'Legión'

El duelo Cañas- Mónaco asegura un argentino en cuartos. Nalbandian busca otro lugar ante Davydenko.





#

El objetivo de la 'Legión' en Roland Garros es claro: colocar a uno de sus integrantes en las semifinales del Abierto francés.

Hay tres argentinos en octavos de final y con seguridad uno de ellos estará en cuartos. En el court Suzanne Lenglen se estarán enfrentando Guillermo Cañas y Juan Mónaco. El ganador de este cruce enfrentará al que resulte airoso del duelo entre David Nalbandian y el ruso Nicolai Davydenko. Si el cordobés gana, el semifinalista argentino será un hecho y la misión estará cumplida.

"Lo conozco, jugamos varias veces", fue el escueto análisis que Nalbandian hizo de su rival de hoy, al que le ganó cinco de las siete veces que lo enfrentó y ante el que no pierde desde hace más de cuatro años.

A pesar de que el unquillense no pasa por su mejor momento (está 18 en el ranking mundial), cree que va por el buen camino: "Me siento jugando mejor, aunque uno siempre quiere más". Y ese "más" esconde a un semifinalista argentino. Nalbandian ya estuvo en esa instancia un año atrás, y repetir el logro implicaría un cambio en su caída libre de los últimos meses.

Los casos de Cañas y Mónaco son exactamente opuestos. El primero no deja de subir desde que en septiembre cumplió la suspensión de 15 meses debido a un polémico caso de doping, y el segundo lleva ya dos títulos en la temporada y ocho triunfos consecutivos en las últimas dos semanas.

'Willy' y 'Pico' se enfrentaron hace dos años en la segunda ronda del Abierto de Italia: Cañas ganó 6-0 y 6-0, pero aquel partido escondía una historia muy particular. La noche anterior al choque Cañas había sido informado por la ATP de su positivo en un control antidoping realizado en febrero en Acapulco. 'Willy' se juramentó jugar el mejor partido de su vida, y así lo hizo.

Cañas quedó entre los ocho mejores de Roland Garros hace dos años, en el último

Grand Slam que disputó antes de ser apartado del circuito.

El de Tapiales busca mostrarse prudente y modesto, aunque cuando se descuida se le escapa su verdadera meta: "Mi objetivo en este torneo es llegar a la definición, la final o la semifinal. Pero primero debo superar la primera semana".

"Vengo bien, porque nunca me había pasado estar en cuarta ronda con tan pocos sets jugados", añadió.


Comentarios


Día 'D' para el objetivo final de la 'Legión'