Diagnostican parálisis cerebral al bebé maltratado

Especialistas dijeron que las posibilidades de recuperación son mínimas. La feroz golpiza recibida le causará severos trastornos en su motricidad.



El jefe de maternidad del hospital donde permanece internado el bebé dijo que fue "un milagro que haya sobrevivido".
NEUQUEN (AN).- El daño neurológico que sufrió el bebé de dos meses como consecuencia de la fractura y hundimiento de cráneo sumergió al recién nacido en una parálisis cerebral, según diagnosticaron ayer los especialistas que lo atienden en el hospital Castro Rendón.

El caso del bebé maltratado provocó la intervención de la fiscalía de Delitos Contra las Personas que tomó las riendas de la investigación para determinar quiénes son los responsables de la golpiza, según confirmó a "Río Negro" una fuente judicial.

La fiscalía ordenó las primeras actuaciones y se presentó ayer en el hospital donde permanece el recién nacido desde el 30 de enero pasado, para recopilar la mayor cantidad de información posible para acelerar las diligencias judiciales.

La causa está bajo la tutela del juzgado de Familia dos, que conduce Isabel Kohon. Todas las sospechas apuntan a los familiares directos del bebé, aunque el padre rechazó haberlo golpeado de acuerdo a la información proporcionada desde el centro asistencial.

El jefe de maternidad del Castro Rendón, Fernando Bulgarelli, dijo ayer que el bebé presenta un infarto cerebral masivo a raíz de la feroz golpiza a la que fue sometido. Evaluó que "las posibilidades de recuperación son mínimas por la muerte de gran cantidad de células neurológicas". "El milagro es que haya sobrevivido -destacó-. Pero la evolución es mala y va a tener una parálisis cerebral".

Pronosticó, además, que el pequeño a raíz del maltrato tendrá severos trastornos motrices y retrasos en las pautas de desarrollo.

Dijo que cuando los padres llegaron con el pequeño a la guardia afirmaron que el bebé se había ahogado con la mamadera y no respiraba bien.

Sin embargo, los primeros exámenes detectaron fractura y hundimiento del cráneo y por lo menos siete traumatismos más.

El cuadro era desesperante agravado por las convulsiones y el bebé entró en estado de coma en el que permaneció hasta el jueves último cuando regresó del abismo. Pero los médicos que lo atienden ayer se mostraron pesimistas por el futuro del pequeño como consecuencia de la gravedad del maltrato.

La fuente judicial consultada agregó que tenía quebradas las dos clavículas y distintas costillas. Advirtió que se constataron lesiones de principios de enero.

Bulgarelli sostuvo que el bebé está internado en la sala de clínica general intermedia conectado a una sonda nasogástrica.

Los padres, cuya identidad se mantiene en reserva, viven en la zona del oeste de esta capital. Y de acuerdo a los testimonios que pudo recoger este diario, el padre estaba al cuidado del bebé y de sus dos otros hijos -de 2 y 4 años respectivamente- porque la madre había conseguido un trabajo temporal a principios de enero.

El hecho, según las fuentes consultadas, ocurrió mientras el padre estaba solo y la mujer fue quien advirtió las complicaciones que tenía el recién nacido al llegar al domicilio, lo que motivó el traslado al Castro Rendón.

Bulgarelli lamentó el caso del pequeño, pero alertó que no se trata del primero que tienen que atender. Es más, reveló que el equipo técnico a cargo de la línea 102, que es un servicio gratuito para delatar casos de abusos y maltrato infantil, recibe por lo menos entre 6 y 8 denuncias por día.


Comentarios


Diagnostican parálisis cerebral al bebé maltratado