“Diagnosticar salva vidas”



Somos Marcelo Schicchi e Inés García, padres de Camilita Schicchi. Por este medio queremos reconocer y agradecer de todo corazón el trabajo, la atención y dedicación de los pediatras Marcelo Soto , Osvaldo Fraud y la doctora Moretti, todos ellos profesionales del Sanatorio Río Negro de Cipolletti. Gracias a ellos supimos que nuestra hija tenía la enfermedad de kawasaki, muy difícil de diagnosticar, pero gracias a Dios presentó todos los síntomas de esta extraña enfermedad, de esta manera se dieron cuenta de lo que padecía y no dudaron en solicitar a nuestra obra social, Osecac,una medicación de altísimo costo que permitió salvar a Camilita antes de los diez días del comienzo de la enfermedad. Nunca dejaremos de estar agradecidos y aunque esta carta es de pocas palabras y reducido espacio, queríamos hacer pública nuestra gratitud a todos los mencionados y al personal del sanatorio, especialmente a Alejandra, Ariel y Liliana, los enfermeros que estuvieron pendientes durante la internación. Gracias por devolvernos a nuestra hija sana. Inés Karina García, DNI 30.757.841 Cipolletti


Comentarios


“Diagnosticar salva vidas”