Diálogo político: marche otro

El arriaguismo le pidió al gobierno no perder tiempo en su proyecto de reforma del sistema político.



VIEDMA (AV).- Encuentro de los Rionegrinos, con su líder Julio Arriaga a la cabeza, le pidió ayer al gobierno rionegrino garantías para que no fracase el diálogo con los partidos que puso en marcha a fin de reformar el sistema político provincial.

- No debe repetirse la experiencia de perder tiempo como varios años atrás, cuando el interlocutor oficial era Horacio Jouliá y el gobierno de Pablo Verani no entendió razones de los cambios -le dijo ayer Arriaga al ministro de Gobierno Iván Lázzeri.

La máxima cúpula de Encuentro concurrió ayer al Salón Gris a conversar con los titulares de Gobierno y de Coordinación, César Barbeito, encargado de los contactos con los partidos.

Encuentro evitó en la oportunidad avanzar sobre una necesidad que considera imperiosa para profundizar la reforma política: la modificación de la Ley Electoral.

También eludió un tratamiento a fondo de su ambicioso proyecto de reducir drásticamente el número de legisladores -hoy 45- provinciales.

Ambos esquives fueron explicados como la consecuencia de ser ésta nada más que una reunión destinada a analizar cuestiones metodológicas del trámite que exigirá la reforma.

Arriaga, que fungió como vocero casi excluyente de Encuentro, prometió al gobierno que en 10 días le arrimará la visión de la fuerza que lidera sobre esos dos temas antes señalados.

Arriaga apareció con una carpeta debajo del brazo conteniendo su proyecto de reforma constitucional, un trabajo que demandó unos tres años de labor y que refleja acciones positivas de cartas magnas de otras provincias y también el espíritu de célebres constitucionalistas argentinos y extranjeros.

En uno de los aspectos principales de la iniciativa, Encuentro plantea que tenga rango constitucional que los de

litos dolosos seguidos de muerte deberían ser juzgados por jurados populares luego de que se establezca en el Estado de Río Negro esta institución. La integración se llevaría a cabo a partir de listas confeccionadas teniendo como base el padrón electoral del Estado.

Sin perjuicio de lo que establezca la ley reglamentaria, pregona que sean requisitos indispensables para integrar el jurado ser mayor de edad, contar con la instrucción básica obligatoria, tener pleno ejercicio de los derechos políticos y una residencia mínima de dos años en el Estado.

Ser miembro del jurado popular -de acuerdo con esta particular óptica- constituirá una carga pública, a la vez que un derecho de los ciudadanos en condiciones de prestarlo.

En cuanto a eventuales depuraciones de una futura carta magna, prevé que la enmienda de hasta dos artículos y sus respectivos concordantes pueda ser sancionada por el voto de los tercios de los miembros de la Legislatura (diputación para el arriaguismo).

Estas enmiendas no podrán ser vetadas por el gobierno del Estado ni impulsarse cambios sino con intervalos de dos años.

En otros aspectos, el artículo 71 de esta versión partidaria da los requisitos necesarios para ser juez casi con una redacción similar a la del actual artículo 203 de la Constitución rionegrina, pero suprimiendo el requisito de la residencia en el Estado debido a su inconstitucionalidad frente a la clara disposición del artículo 16 de la carta magna nacional que establece la igualdad de todos los habitantes del país ante la ley y la admisión a los empleos sin otra condición que la idoneidad.

Nota asociada: Mucho silencio  

Nota asociada: Mucho silencio  


Comentarios


Diálogo político: marche otro