Días antes de su muerte, Sánchez denunció a su hijo

Un policía que declaró ayer comprometió a Héctor Sánchez, quien es juzgado por la muerte de su padre. De todas maneras no aparecieron elementos que lo incriminen. El forense certificó que al hombre lo ahorcaron y le taparon la boca.



#

Ayer dieron testimonio cuatro oficiales de servicio que intervinieron en la investigación. También el forense que hizo la autopsia.(Foto: florencia salto )

Una semana antes de desaparecer, Darío Robusindo Sánchez radicó una denuncia en la comisaría N°45, asegurando que la relación con su hijo, único imputado por su muerte, era “insostenible”.

Eso fue lo que declaró uno de los cinco testigos que ayer prestaron testimonio en el segundo día del juicio contra Héctor Muñoz, acusado de matar a su padre en julio año pasado en Cipolletti.

Además de los cuatro oficiales de servicio que tuvieron alguna vinculación en la investigación por la desaparición de Sánchez padre, también se sentó frente al tribunal el médico forense que realizó la autopsia de la víctima.

El médico certificó que la muerte se produjo por estrangulamiento manual y sofocación, es decir que el victimario lo mató ahorcándolo y tapándole la boca y la nariz.

Héctor, quien cuatro meses antes de la muerte de padre venía de purgar una pena de 19 años en Neuquén, está imputado por homicidio agravado por el vínculo, figura que contempla como única pena la prisión perpetua.

La estrategia de la defensa estuvo enfocada en el protocolo de intervención en la escena del crimen. Así Sebastián Nolivo, defensor público, buscó hallar en las declaraciones de los testigos elementos de algún manejo imprudente en la escena del crimen.

En tanto el fiscal Gustavo Herrera insistió con cada testigo que recuerden “cuántos” funcionarios había en la escena del crimen. Precisamente él era uno de ellos, ya que en ese momento era el juez de Instrucción Nº 6.

La víctima fue hallada sin vida en un descampado en El Teina, una semana después de que su hija, Paola, radicara la denuncia.

El dato más destacado lo dio uno de los oficiales quien aseguró que el hombre fallecido se había presentado en la comisaría para realizar una denuncia contra su hijo. “Dijo que se llevaban muy mal (con él) y quería que se vaya de su casa”, contó el oficial.

Este testimonio refuerza la declaración de Paola, hija de la víctima y hermana del imputado, quien en el primer día de audiencia aseguró que tenían “mala relación” y que su hermano era “muy agresivo”. Lo que no se pudo determinar hasta el momento es si hay alguna prueba en la escena del crimen que comprometa al imputado.

El juicio continuará el lunes a las 9 con ocho testigos. El martes se escucharán dos declaraciones más y luego se realizarán los alegatos del caso.

Datos

El juicio continuará el lunes a las 9 con ocho testigos. El martes se escucharán dos declaraciones más y luego se realizarán los alegatos del caso.

Temas

Río Negro

Comentarios


Días antes de su muerte, Sánchez denunció a su hijo