Días más difíciles para el hospital



NEUQUEN (AN).- La renuncia de uno de los tres anestesiólogos del hospital Castro Rendón se hizo efectiva ayer y dejó en una grave situación el servicio de emergencias de cara al fin de semana. Desde el centro asistencial se aseguró ayer que, en caso de ocurrir un accidente de gravedad, deberá pedirse la colaboración de otros hospitales de la ciudad, como el Heller o el Bouquet Roldán.

La Asociación de Profesionales confirmó el paro hasta el lunes, aunque ante la falta de profesionales, los médicos mantendrán los servicios básicos y estarán a disposición del hospital.

El Castro Rendón, al igual que todas las zonas sanitarias de la provincia, fue convocado ayer a una reunión con el gobernador, pero la dirección y todos los jefes de servicio decidieron no acudir al encuentro. "No somos nosotros los que tenemos que negociar incrementos salariales ni vamos a ser los interlocutores. Para eso está la paritaria", aseguraron ayer el director José María Tappa y otras autoridades médicas.

Así respondieron a las declaraciones del ministro de Salud, Fernando Gore, que había criticado la ausencia del Castro Rendón en una reunión realizada el miércoles con otros hospitales de la provincia en El Chocón. "Rechazamos absolutamente el intento de la subsecretaría de Salud de conseguir cómplices para convalidad una propuesta salarial inadecuada e inoportuna", dijeron en un comunicado también firmado por los hospitales de El Cholar, Tricao Malal, Buta Ranquil, Las Ovejas, Chos Malal, Andacollo, Huinganco, Loncopué, El Huecú, San Martín de los Andes y Zapala.


Comentarios


Días más difíciles para el hospital