Dicen haber frenado remesas por u$s 1.000 millones



#

Funcionarios de la intervención nacional en la sede neuquina

Yamil Regules

NEUQUÉN (AN).- La intervención de YPF frenó 1.000 millones de dólares en remesas que tenía por destino España y que serán invertidos para poner en marcha todos los equipos de producción que hay en el país. Además se anunció que el yacimiento El Portón, desde ayer, está inyectado en la red troncal 2 millones de metros cúbicos de gas. En una trajinada jornada el gobernador Jorge Sapag acompañado por el viceministro de Planificación de la Nación Roberto Baratta realizaron un recorrido por las oficinas centrales de YPF en Neuquén para luego tomar posesión de la refinería de Loma de Lata y visitar las instalaciones de Plaza Huincul y Rincón de los Sauces (ver nota central). Concluido el recorrido por la sede de calle Talero Sapag anunció la pronta puesta en funcionamiento de todos los equipos existentes con dineros propios de YPF. “Para poner en marcha los equipos YPF tiene dinero disponible. Por lo pronto sepan que se limitó la remesa de los más de 1.000 millones de dólares a España en concepto de distribución de dividendos, eso quedó en el país y va a estar al servicio de los objetivos que se plantea la intervención dentro de YPF para poner todos los equipos en marcha, que haya mucha demanda de trabajo y que aseguremos no solamente los trabajos que hoy están siendo sostenidos por contratistas y subcontratistas sino también generar nuevas fuentes laborales”, destacó. En cuanto a la situación provincial Sapag advirtió que “en Neuquén hacen falta equipos para gas convencional y no convencional y además hace falta traer equipos de importación que son equipos de mas de 1000 HP para no convencional”. Respecto de los pasivos ambientales el gobernador señaló que “se va a realizar un estudio en todo el país de las responsabilidades que puedan surgir. Nosotros tenemos todo el trabajo sobre Neuquén donde hay algunos que vienen de vieja data y habrá que ver cuales son los nuevos”.


Comentarios


Dicen haber frenado remesas por u$s 1.000 millones