Dicen que fue brutal el crimen de la beba



ZAPALA (AZ).- La beba que murió poco después de nacer en el paraje Pichahue, en cercanías de Loncopué, tuvo un deceso violento. Así lo confirmaron los resultados de la autopsia que trascendieron ayer, los que revelaron que el agresor le habría roto la tráquea y la columna con un arma blanca.

La madre de la desafortunada criatura, una joven de 18 años identificada con las iniciales G.M., sigue detenida en el hospital de Zapala y es la única acusada por el supuesto crimen, que sacudió a la comunidad y a los investigadores por su brutalidad.

“La perforó desde la tráquea y llegó hasta la columna”, aseguró ayer uno de los voceros consultados por “Río Negro”.

La causa está en manos del juez de instrucción de Zapala Oscar Domínguez, quien deberá aguardar hasta que la salud de la madre evolucione favorablemente para someterla a la declaración indagatoria de rigor y a las demás pericias que estime necesarias. En tanto, los investigadores avanzarán en el análisis de los resultados oficiales de la autopsia y de las fotografías que fueron anexadas por los peritos forenses del Poder Judicial.

El hecho ocurrió el martes a la madrugada en el paraje Pichahue, donde G.M. dio a luz por sus propios medios. De acuerdo a la acusación fiscal, habría asesinado a la niña con un cuchillo.

La adolescente fue derivada de urgencia al hospital de Zapala donde ayer permanecía al cuidado de los médicos bajo un régimen de detención ordenado por el juez Domínguez.


Comentarios


Dicen que fue brutal el crimen de la beba