Dicen que la crisis ya pasó





NEUQUÉN (AN).- Para el presidente del EPAS, Nelson Damiani, el 2008 fue un año de grandes avances y espera que además haya sido el último de la extensa crisis que afectó al servicio de agua potable de esta ciudad. El funcionario destacó que en el año se invirtieron 45 millones de pesos, se realizaron 25 obras de las cuales 17 fueron en la ciudad, y se incrementó un 15% la cantidad de agua que se inyecta a la red.

«Fue un año muy positivo en el que trabajamos muchísimo para evitar los problemas del verano, salteamos las crisis de enero y de la bajante del río y trabajamos muchísimo en el mantenimiento de bombas y tableros de toda la provincia», aseguró Damiani a la vez que indicó que «estoy conforme porque lo hicimos con muy poca plata y mucha gestión».

El funcionario recordó que en el año se aplicaron los fondos asignados por el decreto provincial se declaró la emergencia habitacional y señaló que con tales obras y reparaciones «se incrementó un 15% la producción de agua potable mitigando la crisis del verano pasado».

Damiani destacó que «el panorama es muchísimo más alentador que el del verano pasado».


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Dicen que la crisis ya pasó