Diego se ríe de sus detractores

"Tengo casi 20 años en la selección", contestó el DT.

Apenas unas horas después de haber anunciado que sería el sucesor de Basile, Diego Maradona salió a callar las voces detractoras: "Me causan gracia los que hablan de mi inexperiencia (como DT). Tengo casi 20 años en la selección (como jugador). El fútbol no ha cambiado. El agua caliente ya está inventada. No creo que nadie (otro DT) me sorprenda con nada", dijo por tevé.

Las primeras expresiones sobre la falta de fogueo como entrenador del ex capitán albiceleste surgieron de cierto sector de la prensa argentina, y también llegaron desde España y Brasil. Al que no le interesan las críticas es a Julio Grondona, quien aseguró que con la designación de Diego, Bilardo y algún nombre más de la "camada" del ´86 buscará "tener éxitos, resultados y una buena forma competitiva".

El ídolo jura estar "muy tranquilo (ante las críticas), porque tengo a mi lado a Carlos (Bilardo, designado director de selecciones) que es un técnico terriblemente grande", insistió.

Mentras se conocían los pormenores de la designación (ver recuardo y Opinión), Maradona espantaba las críticas con argumentos de poco relieve: "Hay equipos que te atacan con siete jugadores, otros se defienden con once. En el fútbol no hay nada nuevo", dijo y cuando le preguntó un periodista brasileño si su equipo jugaría como el de Dunga contestó negativamente. "Yo no juego como Dunga. Dunga pegaba (patadas). Yo los esquivaba (a los rivales)", aclaró irónico.

Maradona debutará como DT en el amistoso de febrero ante Francia, en Marsella, aunque muchos especulan con que se sentaría en el banco junto a Sergio Batista el próximo 19 de noviembre ante Escocia.

Grondona no se ruborizó al decir que desde 1979, cuando asumió al frente de la AFA, "quería que Maradona fuera técnico de la selección" y aclaró que no le ofreció antes el puesto "porque no estaba en condiciones". Hoy sería el gran día, el de la oficialización. Maradona soplará las 48 velitas en su mejor momento y cumpliendo el sueño de su vida.


Comentarios


Diego se ríe de sus detractores