Diez años de prisión para “Lechón” Luengo



#

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los jueces de la Cámara Primera del Crimen de Bariloche encontraron a Horacio “Lechón” Luengo culpable del homicidio de Hernán Barreiro. Se apartaron del mínimo de la pena (8 años) porque el hombre tiene antecedentes por diversos delitos y eludió a la Justicia durante varios años para no responder por el hecho. Como atenuante consideraron a favor de Luengo su juventud, su condición socioeconómica y las circunstancias del hecho, enmarcado en la ingesta de alcohol y consumo de estupefacientes, pero sin que ello alcance a excluir su responsabilidad. A “Lechón” lo acusaron por el crimen ocurrido hace casi 7 años en la plaza Pagano de El Bolsón, el 15 de enero de 2004, pero no pudieron juzgarlo antes porque estuvo prófugo por más de 5 años, hasta que lo detuvo la Policía de Neuquén. Según la acusación, aquella madrugada Luengo le aplicó a Barreiro una puñalada en la pierna izquierda, a la altura del muslo, que le seccionó la arteria femoral y le ocasionó la muerte. Al final del juicio el acusado dijo que Barreiro vendía marihuana y que esa noche la víctima peleó con el “Chino” Gauna. Aseguró que al otro día se enteró de la muerte de Barreiro y que huyó al monte con Gauna y luego estuvo prófugo, “porque por todo lo que pasaba en El Bolsón me culpaban a mí”. “Todos estaban drogados. Los que me acusan se confundieron”, afirmó. Pese al tiempo transcurrido, el principal testigo de cargo, un paciente de Salud Mental que padece esquizofrenia, sostuvo la versión que incriminó a Luengo, aunque admitió que sentía temor por lo que los amigos del acusado pudieran hacerle. Una mujer, también temerosa, sostuvo la incriminación referida a actos posteriores al hecho, y el tribunal incorporó por lectura la declaración de un testigo presencial del homicidio a quien no pudieron ubicar para que declare ante la audiencia. Dos testigos presenciales coincidieron en que el conflicto se originó porque la víctima le había negado un “porro” a Luengo, y tras un breve forcejeo éste le aplicó una puñalada en la pierna. El querellante Raúl Ochoa había pedido 15 años de prisión pero el tribunal se inclinó por la pena de 10 años requerida por el fiscal Carlos López.

El acusado estuvo prófugo durante 5 años tras el crimen de Barreiro, ocurrido en El Bolsón.


Comentarios


Diez años de prisión para “Lechón” Luengo