#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Difunden imagen del supuesto asesino del periodista

Dink fue asesinado el viernes en Estambul. Era un acérrimo defensor de la minoría armenia.



#

El sospechoso de matar a Dink cerca del lugar en donde asesinaron al periodista.

ESTAMBUL.- La policía turca difundió ayer imágenes de un hombre sospechoso de ser el asesino del periodista de origen armenio Hrant Dink, atacado por nacionalistas a raíz de su lucha por el reconocimiento del genocidio armenio y muerto de un balazo el viernes en Estambul.

Las imágenes proceden, según los medios de comunicación locales, de las cámaras de seguridad de algunas tiendas de la calle donde fue asesinado Dink, de 53 años. Muestran a un hombre joven moreno, con una chaqueta vaquera y una gorra blanca. El sospechoso lleva un objeto, aparentemente una pistola, debajo de su chaqueta.

Antes de la difusión de las imágenes, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, prometió que "se hará todo lo necesario" para encontrar y castigar a los asesinos del periodista.

"Los autores no escaparán a la justicia", declaró Erdogan en una reunión política en Kizilcahamam, cerca de Ankara. "Las autoridades harán todo lo necesario para llevar ante la justicia al autor" material del crimen y a "quienes planearon el asesinato y lo financiaron", aseguró.

Tres personas fueron detenidas el viernes por la noche por su presunta relación con el asesinato de Dink, pero posteriormente fueron puestas en libertad, indicaron responsables turcos.

Dink, varias veces procesado por la justicia turca y criticado virulentamente por los círculos nacionalistas, fue asesinado a balazos el viernes por un desconocido en Estambul, en un crimen que ha sembrado la consternación en toda Turquía.

El periodista, de origen armenio, recibió tres disparos en la cabeza y en el cuello frente a las oficinas de la publicación que dirigía, el semanario bilingüe turco-armenio Agos.

La prensa condenó ayer el asesinato y acusó al gobierno de Ankara de no haber logrado proteger a un hombre que en sus propios artículos había denunciado ser objeto de amenazas y mensajes de intimidación.

En un artículo del 12 de enero, Dink señaló que en 2004, un ayudante del gobernador de Estambul le advirtió que podría convertirse en blanco de la violencia nacionalista si no moderaba el tono de sus escritos. El gobernador de Estambul, Muammer Guler, por su parte, aseguró que el periodista no pidió protección.

Dink era conocido y respetado en el mundo del periodismo en Turquía, país que desde hace años realiza esfuerzos para poder integrarse en la Unión Europea y que ahora se ha visto fuertemente conmocionado por el asesinato del periodista. Este había objeto de varias demandas judiciales debido a sus declaraciones sobre las masacres de armenios cometidas bajo el Imperio Otomano, que en diversas ocasiones calificó de "genocidio", una posición que atrajo la hostilidad de los medios nacionalistas turcos.

"El asesino es un traidor", deploró en su portada el diario de gran tirada Hurriyet, mientras el popular Sabah titulaba "La mayor traición". Ambos rotativos utilizaron así el epíteto aplicado por los nacionalistas turcos para arremeter contra los intelectuales como Dink, a quienes acusan de deslealtad por contradecir la línea oficial de Ankara y denunciar el genocidio contra los armenios bajo el Imperio Otomano.


Comentarios


Difunden imagen del supuesto asesino del periodista