Difusa ley deja a jubilados sin subsidios de Arsa

La falta de precisiones en la norma que implementó la tarifa social para agua y cloacas genera problemas. La clave está en el "monto mínimo" reconocido para acceder al beneficio.



VIEDMA (AV).- Una imprecisión de carácter legal no permitiría que determinados grupos de jubilados, que cuentan como único ingreso con el haber mínimo, puedan acceder a los nuevos subsidios tarifarios previstos en los servicios de agua potable y cloacas en la provincia de Río Negro.

El controvertido punto de la normativa es que establece como tope de otorgamiento del beneficio a la figura de “montos mínimos” de ingresos.

Por lo tanto, la preocupación explicitada públicamente es que el esquema de beneficios sociales no alcanzaría a todo el espectro

Si bien la empresa Arsa -prestadora mayoritaria- puso como tope salarial de corte para el otorgamiento de subsidios los 450 pesos, se observó que los pasivos tienen distintos ingresos mínimos.

Pero además, aún manteniendo el concepto de “mínimo” los jubilados tuvieron una suerte de incremento a partir del reconocimiento del 20% por “zona austral” lo cual les valió que en algunos casos de casi 400 pesos de ingresos su haber llegue a casi a 500, y en consecuencia se les cayera el beneficio.

Esta situación extrema, sobre todo para el alicaído bolsillo de una buena cantidad de familias, surgió a poco que la empresa Aguas Rionegrinas lance su convocatoria a los usuarios para que en aquellos casos que no puedan abonar las facturas se plieguen al Régimen Social de Saneamiento.

Estela Pascarossa, del área social de la empresa estatal, aclaró a “Río Negro” que más allá del texto legal a aplicar existe cierta flexibilidad como para otorgar el subsidio, siempre que aumente con la “zona austral” unos 10 ó 20 pesos por encima de los 450 pesos, pero no cuando llega a 500 pesos.

No obstante, desde el Departamento Provincial de Aguas -que funciona como ente regulador de la prestación sanitaria- se reconoció que esa precisión “se nos pasó por alto” y por lo tanto la normativa legal “se tendría que rectificar”.

Se verificó que son difusos tanto el artículo 4º, inciso “B” de la ley Nº 3.928, denominada Fortalecimiento de la Prestación de los Servicios de Agua Potable y Desagües Cloacales, como también el inciso “A” del artículo 6º.

El primero contempla atender la situación de grupos familiares conformados por jubilados y pensionados que perciban los montos mínimos de dichos beneficios previsionales y no cuente con otro ingreso, que posean una única propiedad inmueble y sobre el consumo de un único inmueble que represente vivienda única.

El segundo artículo reconoce un 50% de la tarifa total para aquellos grupos familiares que posean algún tipo de ingreso que no supere el monto del salario mínimo, vital y móvil; y que estén incluidos en el padrón de beneficiarios. Dicha disminución -prosigue la normativa- operará para consumos mínimos ajustados a la composición del núcleo familiar y será fijada por vía reglamentaria por el ente regulador.

Sin embargo, la resolución Nº 332 que reglamentó la aplicación del régimen se limita a mencionar que la tarifa social será financiada por todos los usuarios del sistema con una tasa general del 5% aplicada sobre la facturación que periódicamente abonan los clientes; con lo cual no se contemplan las apuntadas situaciones.

“Siempre aparece la letrita chica…”

“Yo recibía con el descuento de los jubilados una boleta bimestral de 15,07 pesos y ahora (con el Régimen Social de Saneamiento) no me hacen el descuento y es de 38,75 pesos”, expresó molesto el vecino viedmense Hugo Pellegrina, cuya situación se ajusta a buena parte de los ítems de la normativa porque se trata de vivienda única y único ingreso familiar.

“El descuento era para los jubilados mayores de 65 años como dice la Constitución Nacional , y se trataba de un beneficio pero siempre eso con la 'letrita' chica nos ponen piedras en el camino y nos sacan el beneficio”, se quejó.

A su criterio, las alternativas que hay en danza tampoco lo convencen. Apuntó que “en la actualidad pago en base al sistema presunto de la compañía y si pongo el medidor bajaría a 17 pesos, pero esa decisión me insumiría 190 pesos más porque me trasladarían el costo del equipo”.

Insistió en que “nosotros (por los jubilados) no tuvimos ningún aumento, salvo que empece a cobrar el 20% de la 'zona austral' dispuesto por la Anses, por lo tanto presumo que me retiraron el beneficio porque me paso. Yo cobraba 398 pesos y ahora percibo 460 pesos”.

Pellegrina sostuvo que en cambio Rentas tomó en cuenta los desfasajes y llevó los beneficios a un mínimo de 600 pesos. (AV)


Comentarios


Difusa ley deja a jubilados sin subsidios de Arsa