Dio a luz y abandonó a la beba muerta en la capilla

Fue en Chos Malal. Estaba en una bolsa de nailon y trascendió que habría sido estrangulada. Investigan si la mató la propia ma-dre, quien fue al hospital porque sufría una fuerte hemorragia.





CHOS MALAL (ACHM)- Un dramático hecho conmocionó a los vecinos del Barrio Uriburu. Una joven madre, que había ingresado en la madrugada de ayer al nosocomio local con una fuer-te hemorragia, llamó la atención de los médicos, quienes al percatarse de que había dado a luz preguntaron por el bebé, ante lo cual la mujer entró en contradiccio-nes. Más tarde el recién nacido fue encontrado muerto dentro de una bolsa de nailon frente a una iglesia, con signos aparentes de extrangulamiento.

Fuentes allegadas a la investigación indicaron que pasadas las 2 de ayer una joven identificada como Marcela Otarola, de 21 a-ños, ingresó al hospital Gregorio Alvarez con una hemorragia, siendo atendida por los médicos de guardia. Al revisarla se dieron cuenta de que la mujer había dado a luz y al interrogarla sobre el recién nacido habría indicado que lo había dejado en una vivienda del barrio Uriburu, donde residía desde hace algunos días, ya que sería oriunda de la zona de Cutral Co o Plaza Huincul.

Por tratarse de un recién nacido, se ordenó que una ambulan-cia y un enfermero fueran a buscarlo, pero grande fue la sorpresa cuando en la vivienda les dijeron que no había ningún bebé.

Ante esta situación los facultativos volvieron a interrogar a la joven y fue entonces cuando Otarola entró en contradicciones. Finalmente confesó que lo había dejado en la capilla del barrio, a escasos 100 metros de la casa donde vive.

Efectivamente el bebé fue encontrado en el lugar, pero ya sin vida dentro de una bolsa de nai-lon, que según una alta fuente se encontraba fuertemente anudada. Cabe acotar que la capilla se encuentra a escasos metros del destacamento del barrio Uriburu y de la casa 37 del Plan Fonavi donde vive Otarola.

El hallazgo del bebé se produjo a las 3,40, luego de un rastrillaje efectuado por personal policial y del nosocomio, en inmediaciones de la capilla.

El cuerpo del bebé -de sexo femenino- fue trasladado al hospital donde se certificó oficialmente la muerte.

En tanto, la policía comenzó con la investigación y ayer por la tarde el médico forense del juzgado de Primera Instancia en lo Penal, Correccional y Leyes Especiales realizaba la autopsia, para determinar las causas que motivaron el deceso. Todo parecía indicar que había sido por estrangulamiento.

También se realizaron allanamientos en la vivienda 37 ubicada en calle San Cayetano casi en la intersección con Atahualpa Yupanqui, lugar donde vivía Otarola desde hace varios días.

En el lugar se secuestró ropa ensangrentada y efectos personales de la mujer y la policía interrogó a los propietarios de la vivienda, quienes mantenían un hermetismo total.

La policía trata de averiguar si Otarola, luego de tener a su bebé, por sus propios medios le quitó la vida y lo puso en una bolsa para luego dejarlo en la capilla o si contó con la complicidad de alguno de los habitantes de la casa de una familia de apellido Pérez.

Aunque Otarola no era conocida en el barrio, el hecho despertó la reacción de los vecinos, quienes se mostraron acongojados por la muerte de la criatura.

Desde el hospital se informó que la mujer se encuentra internada en observación, debido a la cantidad de sangre que perdió, y que tiene guardia policial.

No se descarta que hoy el juez Miguel Manso le tome declaración a la mujer, ya que ayer no lo pudo concretar debido al estado de salud de Otarola.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Dio a luz y abandonó a la beba muerta en la capilla