Diputados de la oposición argumentaron que es el “peor presupuesto”



El rechazo de los legisladores del FpV se fundamentó en su pobreza. En el recinto, la diputada María Emilia Soria aprovechó para criticar al gobernador Alberto Weretilneck, entendiendo que “es uno de los mejores alumnos del presidente” Mauricio Macri por “el ajuste, la subejecución y el endeudamiento” aunque “su silencio cómplice” no fue retribuido en el presupuesto.

Aseguró que se borró de “un plumazo al gasoducto cordillerano” que dejó esperando a “8000 vecinos de Bariloche” mientras consideró un “insulto, una provocación, asignar sólo el 1% para la planta de desagües cloacales”.

El diputado Claudio Doñate entendió que es “el peor presupuesto que podríamos esperar. Se bajaron partidas y financiamientos estratégicos”, lo cual, “tiene como letal condimento más endeudamiento. Un cóctel explosivo que ya sabemos cómo termina”. Consideró una partida “decorativa” la asignación para la planta potabilizadora que pretende “sanear” el Nahuel Huapi. Otro tema grave –afirmó– fue la caída de recursos para las universidades”, denunciando la “discriminación” sufrida por la del Comahue que “apenas podrá pagar sueldos con mucho esfuerzo” mientras “muchas carreras y cohortes están en riesgo de cerrarse y será imposible, además, abrir nuevas ofertas educativas”. El otro voto negativo rionegrino correspondió a Luis Bardeggia.

Silvia Horne, del FpV, votó a favor. No ahorró críticas del presupuesto pero entendió que el “objetivo no era bloquear” su aprobación. “La estrategia –dijo a Radio Encuentro de Viedma– está en la calle, en la unidad del campo popular, conformar una oposición, una alternativa unidad, y no plantear esa discusión en el ámbito legislativo”.


Comentarios


Diputados de la oposición argumentaron que es el “peor presupuesto”