Diputados quieren terminar con el peaje

Diputados nacionales de Río Negro y Neuquén intentarán frenar la renegociación del contrato de Caminos del Valle para que continúe cobrando peaje en el puente interprovincial. Si se extiende la concesión, la empresa ganaría en los próximos 8 años unos $120.000.000 y sólo invertiría unos 12 millones.



NEUQUEN (AN).- Los diputados nacionales del MPN y del radicalismo rionegrino pidieron ayer a las autoridades de la Cámara de Diputados una sesión especial para tratar la renegociación del contrato en favor de la empresa Caminos del Valle, que tiene desde 1994 el control del peaje de los puentes que unen Neuquén y Cipolletti, según informó ayer el legislador emepenista José Brillo.

El diputado advirtió que el plazo vence el próximo martes y que si no hay un pronunciamiento de la Cámara, la renegociación del contrato se aprobará en forma automática.

Brillo denunció que si el kirchnerismo avala la renegociación, la empresa administrará el peaje hasta 2013. "Dentro de los próximos 8 años, la empresa va a tener ingresos aproximados a los 120 millones de pesos y las inversiones comprometidas apenas alcanzarán los 12 millones", puntualizó.

Sostuvo que su compañera de bloque Alicia Comelli presentó ayer el pedido para realizar una sesión especial el martes a las 14. Dijo que el radical Fernando Chironi ya había presentado otro con el mismo objetivo.

Explicó que intentarán reunir los legisladores para lograr el quórum necesario para sesionar. Dijo que tienen el respaldo del Interbloque Federal, el radicalismo y el ARI y que tratarán de buscar apoyos entre los legisladores de los partidos provinciales y los duhaldistas. El diputado del bloque kirchnerista, Oscar Massei, adelantó esta semana que el contrato se debe rescindir.

La polémica prórroga del contrato la impulsa la Unidad de Renegociación de los Contratos de los Servicios Públicos (Uniren) que depende del ministerio de Planificación Federal, que encabeza Julio De Vido, y la cartera de Hacienda, a cargo de Felisa Miceli.

Brillo alertó que es probable que el kirchnerismo avale la renegociación con el argumento de la sanción ficta, que establece que el Congreso Nacional tiene un plazo de 60 días para emitir un dictamen sobre un contrato enviado por el Poder Ejecutivo nacional. Si los legisladores no se pronuncian a favor o en contra, se aprueba en forma automática.

De todos modos, aseguró que "si el kirchnerismo no baja al recinto estamos evaluando con el bloque la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra el mecanismo de sanción ficta.

El defensor del Pueblo de Neuquén capital, Juan José Dutto, recordó que con esa herramienta se aprobaron 9 actas acuerdos de renegociación con empresas concesionarias de corredores viales, porque el kirchnerismo no dio el quórum para sesionar.

Dutto subrayó que el defensor del Pueblo de la Nación, Eduardo Mondino, que exigió la anulación del contrato con Caminos del Valle que controla desde 1994 el peaje.

Denunció que las obras que están incluidas en la renegociación estaban en el contrato original y las tenía que haber ejecutado la firma con recursos propios. Y recordó que si se aprueba la renegociación, se le condonarán a la empresa multas por incumplimientos por 1,3 millón de pesos.

Brillo recordó que el tercer puente registra un atraso de 8 años por parte de la empresa. Y criticó al senador justicialista por Río Negro, Miguel Pichetto, porque "en la audiencia pública estuvo a favor de la rescindir el contrato y después en la sesión votó a favor de la renegociación".


Comentarios


Diputados quieren terminar con el peaje