Directivo de AMAN dice que no tiene nada que ver

Néstor Parra se desempeñó como revisor de cuentas de la asociación. Sin embargo, aseguró ante los jueces que no manejó dinero. Contradijo sus declaraciones y recurrió al "no me acuerdo".



NEUQUEN (AN).- Néstor Fabián Parra aseguró que en la Asociación para la Mujer, el Anciano y el Niño (AMAN) “todo lo manejaban (Nélida) Mora, (Marcelo) Richter y (María Fernanda) Comba, y yo renuncié al poco tiempo”. Incluso dijo que en el acto de creación de la entidad los citados “fueron los oradores” y si bien reconoció que él era revisor de cuentas de la Asociación, afirmó que apenas estuvo en dos reuniones y después renunció. Ante los jueces, sin embargo, no ratificó algunas de sus afirmaciones cuando un defensor lo acorraló con preguntas, y salió del paso con un sugestivo “no me acuerdo”.

El de Parra resultó el martes el testimonio saliente de la segunda jornada del juicio que se le sigue a Comba, Lilian Elizabeth Ale y Richter, por su presunta defraudación al Estado en alrededor de 500.000 pesos en el desvío de fondos provenientes de Aportes del Tesoro Nacional (ATN), a través de AMAN, de la que eran sus principales directivos. Mora era la presidenta, pero falleció.

En lo que Parra no dejó dudas, fue en señalar que era un hombre del partido de Miralles y “Tom” Romero, que fue incluso candidato a concejal por esta ciudad en la última elección, que trabajó para el bloque Justicilista en el Legislatura y que hizo de chofer, como colaborador, de la concejal.

También afirmó conocer mucho a Richter porque, como él, es “un militante” partidario, a Ale porque la veía en el PAMI y a Comba que era nuera de la ex diputada, a quien vio dos veces: “en el consultorio del doctor Romero” y en el aludido acto de creación de AMAN. Esto último, ante las repreguntas de Martín Segovia, defensor de Coma, lo dejó en duda.

Liliana Montelpare, de la biblioteca Sarmiento e Inés Troncoso, de un equipo de fútbol, ambas de Plottier, dijeron que fue Parra el que intercedió para que Miralles les diera subsidios por 1.500 y 1.000 pesos respectivamente, “en efectivo, en la mano”. El fiscal detectó que en los registros de AMAN los subsidios fueron de 3.000 pesos cada uno.

En cuanto a cómo llegó a integrar la directiva de AMAN, Parra dijo que lo invitó Jorge Rolla, a quien conoce “del partido” y que firmó el acta de constitución de la Asociación un departamento de la calle Juan B Justo, antes de Salta. Reconoció que firmó la extracción de 200.000 pesos del banco, porque lo llamó para ello Olga Saldía. “Era una transferencia, me la hizo firmar Irma Sepúlveda”, dijo Parra ante los jueces Cecilia Luzuriaga, Jorge Sommariva y Roberto Fernández.

“Ella siempre estaba con los abuelos”, dijo Nilda Fany Escudero, del Grupo de Abuelos del Neuquén, para explicar por qué le habían pedido un subsidio a Norma Miralles. La entidad figura como beneficiada con 3.000 pesos, pero sus directivos sólo recibieron 500.

El presidente del Centro de Jubilados de Plaza Huincul, Jorge Avila, dijo que el contacto con Norma Miralles para pedirle ayuda fue el hermano de ésta, Juan. “Nos dio 2.000 en la mano, en efectivo. Compramos la fotocopiadora y arreglamos el salón”, dijo el testigo. El monto para los jubilados que figura en los asientos de AMAN son 4.000 pesos. También declararon el gerente del Banco Nación, Néstor Fava, y responsable de la sucursal Rivadavia del Banco de la Provincia del Neuquén, María Isabel Parra.

Respaldo de los “compañeros”

NEUQUEN (AN).- Los concejales Segundo Zácar y Rubén Rousillón han dado el presente en el juicio que se le sigue a sus compañeros partidarios. El primero estuvo en las dos primeras jornadas del debate, entre el público, y el segundo en la audiencia del martes. Por ahora son los únicos que estuvieron en la sala, pero también se ha visto a varios colaboradores del ala “Romerista” del Justicialismo en el edificio de la Cámara Criminal Primera.

Asesores del Concejo Deliberante, militantes de la rama juvenil y colaboradores de diputados del Justicialismo provincial han respaldado con su presencia a los compañeros que están siendo juzgados.

El café que está a pocos metros de la Cámara es el lugar de encuentro de los hombres del peronismo, que siguen muy de cerca las alternativas del juicio. La Juventud Peronista ya emitió un comunicado relacionado al debate: atacó al MPN, a la Justicia y al periodismo por el proceso que se le sigue a Miralles y compañía. “Es persecución política”, sostiene.

Marcelo Pablo Richter comenzó a militar en el Justicialismo en los tiempos de Oscar Massei, incluso lo siguió cuando el abogado creó Justicia, Democracia y Participación.


Comentarios


Directivo de AMAN dice que no tiene nada que ver