Disconforme, una mujer le arrojó combustible al jefe

Es una empleada de Acción Social, bajo tratamiento psiquiátrico, a quien le rebajaron el sueldo

NEUQUEN (AN) - Una mujer que cumple funciones en Acción Social, a quien le rebajaron el sueldo debido a que lleva dos años bajo tratamiento psiquiátrico y por lo tanto no concurre a trabajar, le arrojó combustible al jefe de Personal en protesta por la medida. El incidente no tuvo otras derivaciones, ya que la protagonista fue reducida y se le dio intervención a la Policía. Permanecía arrestada en una comisaría del oeste de la ciudad y hoy se resolverá su situación judicial.

"Esta compañera es víctima del mal trato de los funcionarios del organismo. De alguna manera, esta situación es consecuencia de la relación que tenemos los empleados públicos con los punteros políticos que el MPN introduce en los organismos", dijo Joaquín Bertrán, directivo de la Asociación de Trabajadores del Estado.

El episodio de ayer hizo recordar el caso del vecino del barrio Progreso que, enojado porque la municipalidad no tapaba una zanja que otros vecinos habían abierto en la calle para obligar a los conductores a reducir la velocidad, le arrojó combustible a un funcionario y le prendió fuego. La justicia lo condenó a prisión.

Bertrán, junto a Marina Herrera, Roberto Ojeda y Juan Carlos Delarriva, denunciaron el hecho en el marco de otras graves irregularidades que se presentan en la subsecretaría que conduce Manuel Gschwind. Precisamente, para plantear una serie de quejas por el mal trato que recibe el personal, han pretendido entrevistarse con el funcionario, pero sin éxito. Han recurrido a diputados provinciales para que intercedan, pero también han fracasado.

Respecto del caso de la mujer que permanecía anoche arrestada -lo ordenó el juez Roberto Abelleira-, los denunciantes señalaron que se trata de una persona que está bajo tratamiento médico. "La normativa señala que después de dos años, corresponde hacerle una junta médica y si está imposibilitada de retomar el trabajo, se le descuente el 50%. Pero a ella el fin de semana le informaron del descuento, sin que haya un dictamen médico", señalaron los referentes de los trabajadores.

Según se supo, la mujer -que cumple tareas en una Unidad de Acción Familiar, desde hace varios años-, concurrió a la oficina del jefe del departamento de Personal en la mañana de ayer, con una botella de combustible en la cartera. Cuando estuvo frente al funcionario le arrojó el líquido, en una temeraria actitud que provocó lógica alarma.

Sin embargo, fue prontamente reducida y medicada en el hospital Bouquet Roldán, inicialmente, y en el Castro Rendón luego. Se supo que anoche continuaba arrestada, pero médicamente controlada.

"El mal trato a personal es el mecanismo sutil que lleva a situaciones como éstas", dijeron los denunciantes. Señalaron que han llegado a un punto crítico en la relación con las autoridades, porque éstos no tienen voluntad de diálogo.


Comentarios


Disconforme, una mujer le arrojó combustible al jefe