Discreto triunfo en el Centenario

Boca venció a Nacional con un gol de Jonathan Calleri, el nuevo “10”.



#

El Pichi Erbes se repartió el medio con Fernando Gago, aunque a los dos les faltó fútbol.

En su primer partido sin JR Riquelme en el club, Boca venció de manera agónica a Nacional de Uruguay, en un amistoso válido por la Copa “100 años de Atilio García” que se disputó en el estadio Centenario. El delantero Jonathan Calleri, el refuerzos que jugó con el número 10 que inmortalizó Riquelme, marcó el único gol del encuentro, a los 47’ del segundo tiempo. El conjunto de Carlos Bianchi jugó su tercer amistoso luego del Mundial (primero derrotó a Arsenal por 2-0 y luego cayó por idéntico marcador con Boca Unidos), pero el primero sin Riquelme, que en simultáneo fue presentado como refuerzo de Argentinos. Fue ahí donde Román le dedicó un par de “palos” al Virrey. En la previa, el foco de atención estuvo puesto en la reacción del equipo sin su creador de fútbol, capitán y símbolo. En ese contexto, a pesar de la victoria, Boca jugó un partido discreto y deberá trabajar mucho para mejorar en todas sus líneas. En el primer tiempo, Nacional fue dominador, en posesión y llegadas, a través de los intentos de Ignacio González y Diego Arismendi en el medio, más la colaboración de Barcia e Iván Alonso en ataque. Por eso, el reaparecido Orión fue el mejor de la visita. La primera y única situación de peligro que Boca ejecutó durante este tiempo fue un cabezazo de Calleri a los 35’. En el inicio del ST, Calleri y Gigliotti siguieron aislados por la escasa participación de Fernando Gago, y sin aportes de los refuerzos Gonzalo Castellani y Federico Carrizo. Pero el xeneize mejoró en los últimos 15’ con el ingreso de Federico Bravo y así Calleri entró más en juego, con asistencia de un Gago que encontró espacios. A los 39’ Pintita asistió a Calleri, quien no tuvo una buena definición, pero seis minutos después no perdonó.


Comentarios


Discreto triunfo en el Centenario