Discutieron con sus parejas: una murió, la otra está grave



Un joven de 22 años asesinó a su concubina de 21, luego de rociarla con combustible y prenderle fuego para luego escapar, informaron fuentes policiales. El crimen cometido en una humilde vivienda de Fortín Leyes, localidad ubicada en el oeste de Formosa, conmocionó a los vecinos que intentaron evitar el trágico desenlace.

El muchacho había discutido con su pareja y decidió “amparado en la oscuridad de la noche, rociar con combustible el cuerpo de la mujer, que estaba acostada en la cama matrimonial, le prendió fuego y escapó” contaron los investigadores. La víctima murió producto de las múltiples quemaduras sufridas. La vivienda, de palmas y adobe, también quedó consumida por las llamas. El autor del hecho fue demorado más tarde y trasladado hasta un centro detención de la zona y a disposición de la justicia.

Por otra parte, un joven de 25 años, que cumplía una condena por homicidio y tenía permiso para salidas transitorias, baleó en la cabeza a su novia adolescente luego de una discusión, en la capital santafesina. Según informaron ayer fuentes policiales, la víctima se encuentra internada en el Hospital José María Cullen, en estado “grave”. El agresor, apodado “Nene”, cumplía condena por homicidio calificado, y luego del ataque, huyó sin ser ubicado. La tragedia ocurrió a las 22:40 de anoche en una humilde vivienda ubicada en Larrea al 3.000, de esta ciudad. Allí, tras la discusión, el agresor extrajo una pistola calibre 22 y efectuó un disparo sobre la cabeza de la víctima.


Comentarios


Discutieron con sus parejas: una murió, la otra está grave