Disminuye el ritmo de crecimiento de los EE.UU.

La economía de EE. UU. creció a un ritmo del 2,7% en el tercer trimestre, lo cual alivia las preocupaciones de la Reserva Federal, que aumentó durante el último año las tasas de interés.



WASHINGTON (Reuters) – El crecimiento de la economía estadounidense se desaceleró drásticamente en el tercer trimestre de 2000 a su ritmo más débil en más de un año, reforzando las expectativas entre los inversionistas de que la Reserva Federal mantendrá las tasas de interés en los próximos meses.

El departamento de Comercio dijo que el Producto Interno Bruto (PBI), la medida más amplia de producción de bienes y servicios en una economía, creció a una tasa de 2,7% en el tercer trimestre de 2000, menos de la mitad de la tasa de 5,6 registrada en el segundo trimestre.

También fue más baja que la tasa de 4,8% del primer trimestre y la menor tasa de avance desde el 2,5% de crecimiento del segundo trimestre de 1999.

La cifra también estuvo por debajo del 3,4% de crecimiento pronosticado por economistas de Wall Street. La Reserva Federal subió seis veces las tasas de interés desde mediados de 1999 hasta mayo de este año, con el fin de desacelerar el crecimiento y mantener la inflación bajo control. Pero el impacto de un costo de financiamiento más alto todavía está abriéndose paso en la economía.

El departamento de Comercio agregó que las compañías redujeron sus incrementos de inventarios y recortaron drásticamente la tasa de aumentos de gastos en nuevos equipos de producción, lo que implica que esperan que la economía siga creciendo a un ritmo más lento.

Pese a la desaceleración en general en el tercer trimestre, los consumidores, que son los que marcan el ritmo de la actividad económica nacional, incrementaron el ritmo de sus gastos después de un segundo trimestre más parco.

El “boom” no garantiza la victoria de Gore

La prosperidad económica que disfruta EE.UU. no es la garantía para el triunfo electoral del candidato demócrata Albert Gore, según mostró una encuesta, ayer.

Dos de tres estadounidenses reconocen que fueron beneficiados por la prolongada expansión económica, pero las encuestas muestran que la continuidad del crecimiento no pasa necesariamente por la propuesta de Gore.

Los resultados del nuevo sondeo indican que los electores no temen que la iniciativa del republicano George Bush de reducir los impuestos, amenace la estabilidad de la economía.

El candidato demócrata, que basa su estrategia en la promesa de mantener estable el crecimiento para orientar el auge hacia la clase media y los pobres, insistió ayer en que “la prosperidad está en la boleta” electoral del próximo 7 de noviembre. Dos de cada tres entrevistados adjudican el boom económico sólo a Bill Clinton.


Comentarios


Disminuye el ritmo de crecimiento de los EE.UU.