Disputa por la conducción de la Policía neuquina

Sapag anunciará en diciembre quién es el nuevo jefe. Raúl Laserna aspira a ser el elegido, Juan Carlos Lepén quiere seguir otros cuatro años. Y por las dudas, tiene un plan B.



#

Los integrantes de la Plana Mayor están en condiciones de retirarse. Sólo una decisión política los mantendría en actividad.

Archivo

NEUQUÉN (AN).- Mientras se aguardan los cambios en el gabinete del reelecto gobernador Jorge Sapag, la policía espera que se confirme con nombre y apellido a la persona que dirigirá los destinos de la fuerza durante los próximos cuatro años. El actual jefe Juan Carlos Lepén parece ser un número puesto pero también está muy bien posicionado el superintendente de Seguridad, Raúl Laserna. El gobernador haría el anuncio el 9 de diciembre. Por estas horas dentro de la Policía se manejan muchas especulaciones pero una certeza: las denominadas “4 L”, los hermanos Lepén y Laserna, que estuvieron a cargo de la Plana Mayor durante 4 años, llegan a su fin y al mejor estilo Montescos y Capuletos se dirimen entre ellos la continuidad en la cima. La actual cúpula policial está integrada por Juan Carlos Lepén, el jefe; Jorge Aldo Laserna, subjefe; Ángel Lepén, titular de la Asuntos Internos y Raúl Laserna, Superintendente de Seguridad. El resto de los integrantes son Miguel Escobar a cargo de la Superintendencia de Apoyos y Servicios, Miguel Rodríguez director de Administración y Raúl Liria superintendente de Investigaciones. Por datos que logró filtrar este medio está prácticamente confirmada la salida de casi todos los integrantes de la cúpula porque ya han pasado los 30 años de servicio. Los únicos dos que se mantienen con chances de permanecer son el actual jefe y Raúl Laserna, quienes en la actualidad son los actores principales de la novela policial y la suerte de uno irá en desmedro del otro, que tendrá que colgar la gorra. Internamente se sabe que Lepén ha sido un jefe de policía funcional a la voluntad de Sapag, ya que no le dio grandes sobresaltos evitando así que en la agenda mediática se instalara el tema de la inseguridad. Si bien a principios de año “Río Negro” publicó una entrevista donde Lepén reconocía que tenía ganas de volver a su casa para descansar y porque la policía necesita una renovación, hoy sus allegados dicen que está con ganas de continuar y hasta habría mantenido una reunión con el gobernador de la cual no trascendieron demasiados detalles pero en la que se conversó sobre el tema. En la vereda de enfrente está Laserna que saltó a la cúpula después de ser el director de seguridad de Casa de Gobierno durante el primer año de gestión de Jorge Sapag. En el entorno del superintendente de Seguridad se dice que siempre mantuvo una muy buena relación con el gobernador y por ese motivo es que se considera en carrera. Lepén tiene una carta extra: si queda fuera de la policía tiene chances de pasar a cargo de la Secretaría de Seguridad que abandonará Guillermo Pellini.


Comentarios


Disputa por la conducción de la Policía neuquina