Doce químicos para una fractura

Uno de los puntos más discutidos del método de fractura hidráulica son los químicos que se utilizan. El documental Gasland, que salió a luz en el 2010, retrató el fenómeno del shale en Estados Unidos y denunció que los aditivos que se incorporan al agua son secretos. Dentro de su batalla sobre la seguridad del fracking, la Provincia se esmeró en difundir que los químicos que se utilizarán en Neuquén sean de conocimiento público. “Tienen que estar detallados e informados en la hoja de seguridad que presentan a la Secretaría de Ambiente”, dijo el titular del área, Ricardo Esquivel. Detalló que para esta operación se usaron doce compuestos, que fueron exhibidos en probetas cerradas y etiquetadas, junto con sus características y el detalle de los riesgos que podrían generar. Lo único que no se comunicó es el porcentaje de uso, algo que se reserva la empresa para no revelar ventajas que podrían ser competitivas. De todas formas, según aclaró el director de GyP, Gustavo Nagel, se utilizan dentro de los rangos permitidos por la ley y por todos los organismos que tienen competencia en la materia. Según detalló Esquivel, los químicos que se agregan componen el uno por ciento de lo que se inyecta en el pozo. “Son surfactantes, detergentes, inhibidores de corrosión, reductores de fricción y biocidas, que dentro de estas concentraciones se pueden manejar de forma correcta”, indicó el secretario de Ambiente. “Hay que actuar con el mismo cuidado que tiene un ama de casa cuando manipula lavandina”, graficó el funcionario. Con el objetivo de mejorar la difusión de los químicos que se utilizan en la fractura, el gobierno analiza crear una página de internet para que se hagan públicos con “nombre y apellido”. La medida, según adelantó Esquivel, formará parte del proyecto de ley ambiental que el gobierno provincial enviará a la Legislatura en los próximas semanas. Buscan ajustar la normativa vigente en la provincia a los nuevos desafíos del shale. Aunque ya existe amplia legislación sobre la materia, la idea es unificarla en un solo texto y elevarle el rango. Entre los puntos centrales estará, justamente, el manejo del agua. Entre otras cosas, se prohíbe el uso de líquidos de subsuelos y se regula la disposición final en pozos sumideros.


Comentarios


Doce químicos para una fractura