Docentes no vuelven a clases y acentúan reclamos

Mantienen la exigencia de cobrar el sueldo de febrero y aguinaldo.



CHIMPAY (AVM).- Endurecer el reclamo y no volver a las aulas hasta no cobrar febrero y el aguinaldo fue el pensamiento dominante. Y así llegó la medianoche con pleno debate y sin definiciones entre los docentes rionegrinos agrupados en la Unter.

En las primeras horas de hoy seguían exponiendo posturas las seccionales y aún restaba definir de qué modo pondrían en marcha el nuevo plan de lucha. El debate se extendió por varias horas, mientras todas las miradas de la provincia estaban puestas en el congreso gremial de Chimpay.

Como están las cosas, el comienzo de clases en Río Negro sigue sin fecha y tal como lo advirtió ayer la Ctera, si en dos semanas no inician el ciclo, se daría por perdido el año.

Aún cuando algunos rumores estimaban que los maestros volverían a las aulas, ayer la respuesta de los docentes no fue otra que confirmar que la retención de servicios continuará hasta tanto se cancelen los sueldos adeudados y el aguinaldo del segundo semestre del 2001. Además la protesta se profundizará. Esta era la postura dominante en el congreso de la UnTER en Chimpay, que continuaba al cierre de esta edición.

Los maestros profundizarán su reclamo con distintas medidas que se harán en toda la provincia. Entre ellas se menciona que comenzarán a hacerse movilizaciones en todo Río Negro, y una marcha en Viedma, aunque aún sobre esta medida no se confirmó el día. Se realizarán -además- talleres con los alumnos y se intentará sumar a los padres de los chicos a estas actividades.

La decisión de los docentes era previsible tras el estancamiento de las negociaciones entre el gremio y el gobierno provincial y el fracaso de las gestiones ante Nación.

Decididamente los maestros resolvieron rechazar la propuesta del Ejecutivo, a la que calificaron como poco seria. El gobierno había propuesto, cancelar el mes de febrero según el ingreso de dinero y descongelar la antigüedad, en un documento compuesto de siete puntos.

Pero desde temprano, se avisoró en el encuentro de los docentes que no había intenciones de levantar la medida, aún cuando algunos delegados hablaban de "ablandar la protesta", dando clases en otros ámbitos que no sean los escolares para que los chicos no pierdan el ciclo.

Fue la bronca, que muchos mostraban contra el gobierno por la falta de respuestas, el elemento común en el encuentro. Con este panorama nadie dio a conocer la intención de dar marcha atrás con la protesta. En cambio, se escuchaba desde la mañana que era necesario continuar con el reclamo, e incluso profundizarlo.

En este marco de negociaciones truncas, ninguna de las 18 seccionales del gremio en la provincia quiso estar ausente de resolución que tomaría el congreso. Sobre 122 delegados habilitados, que representan a las 18 seccionales del gremio en la provincia, estaban todos, algunos de ellos suplentes.

"El reclamo no es sólo salarial, se trata de que se implemente una política educativa distinta que incluya el arreglo de las escuelas, el pago de salarios etc" volvió a afirmar a este medio, antes de la votación el secretario general del gremio, Aurelio Vázquez. "Acá hay que hablar de colegios clausurados por la justicia, de maestros que no tienen para comer y problemas sumamente graves. En este marco no se puede renunciar a la protesta, porque no se habla de un aumento salarial, sino de cobrar lo que nos deben y de problemas estructurales serios".

Durante la mañana sólo se alcanzó a nombrar las autoridades del congreso. Y luego se debatió sobre la posibilidad de sentarse a dialogar con legisladores sobre el proyecto de creación de un Fondo Adicional para la Emergencia Educativa. En este sentido se decidió no reunirse con los legisladores, que se mostraron muy enojados por esta decisión.

Los que quedan entre Unter y el gobierno

ROCA (AR).- La Unter presiona para que "la retención no se caiga". El gobierno hace lo propio para que las escuelas amplíen el funcionamiento que actualmente se registra en aumento y agita el miedo de los descuentos. En el medio no son pocos los docentes que admiten haber quedado "rehenes" de un fuego cruzado que parece solo contar perjudicados. Y por miles.

La semana pasada fue el director de una de las escuelas más numerosas de Roca el que admitió que "son muchos los docentes que quieren empezar, lo que pasa es que es la presión del gremio los frena. Hay muchos maestros que están sobreviviendo gracias a los créditos de Unter o que aún no fueron beneficiados con los planes de viviendas que cada tanto se ponen en marcha y no quieren darle la espalda al gremio".

Hay quienes desoyeron la opinión más extendida y dieron marcha atrás con una retención que está por finalizar su quinta semana y hoy ya están dando clases, como en la escuela 57 de Cervantes, el turno tarde de la escuela 38 de Stefenelli de Roca, por ejemplo. Todos admiten que no lo hacen en el mejor de los climas. "Sería una provocación al gremio" o "ya demasiados problemas tuve por ésto, no quiero tener más", respondieron la directora de un Jardín de Infantes y una docente de Roca que la semana pasada dieron clases y no querían que la foto que registraba ese momento se publicase en este diario. Unos días antes varios maestros, de los más involucrados en el reclamo gremial habían analizado, antes del inicio de una asamblea, "escrachar" a los que estaban dando clases. No mucho antes otros habían amenazado también con "escrachar" a los establecimientos privados que habían empezado las clases. Ninguna se concretó.

"De igual forma, lo peligroso es que alguna vez se haya barajado esa posibilidad", analizó otro maestro , que también reconoció sentir sobre las espaldas "el juego que propone el gobierno. No parecen estar concentrados en otra cosa que en la forma de instrumentar los descuentos por los días no trabajados, sin ofrecer solución a los pagos por los días trabajados", comentó. Los que se sienten perseguidos por la decisión de finalmente aplicar los descuentos que podría llegar a tomar el gobierno no hablan de otra cosa que no sea el monto de dinero que recibirían una vez que los pagos se efectivicen.

Los que no se sienten beneficiados son los recién egresados de los Institutos Docentes que, con título en mano, se quedaron sin cargos y no tienen voto en las decisiones gremiales.

Padres levantan la toma del CPE tras hablar con Mázzaro

VIEDMA (AV).- El pago salarial de febrero a los docentes recién continuaría la semana próxima. Hasta anoche, Economía no disponía de precisiones de cuándo se retomaría la cancelación de haberes porque se desconocía de transferencias nacionales.

Mientras tanto, los padres de Viedma levantaron la ocupación pacífica del Concejo de Educación. Lo decidieron luego de mantener un extenso encuentro con la ministra de Educación, Ana Mázzaro, en el que detalló los términos de la reunión en Buenos Aires con su par nacional, Graciela Gianettasio.

En la víspera, Economía canceló haberes de febrero a empleados públicos de la Línea Sur y Sierra Grande. Pero, no se dispone de fondos ni perspectivas para otros pagos importantes durante esta semana.

Al margen de la decisión del Congreso de la Unter varias son las escuelas de nivel Medio de Viedma que ya comunicaron a los padres y alumnos que el lunes comenzarán las clases a pesar de las condiciones en las que se encuentran, en la mayoría de los casos con materias sin profesores.

Esta decisión que habrían adoptado varios directores, previa comunicación a Educación sobre la situación en la que se inicia el ciclo lectivo, responde al reclamo generalizado de padres, alumnos y un importante número de docentes que han manifestado el deseo de comenzar a trabajar.

Ayer Mázzaro no sumó más información de la que se ha difundido en los últimos días sobre el compromiso asumido por la funcionaria nacional de aportar un monto de hasta dos millones de pesos destinado a la infraestructura escolar. Gianettasio también se comprometió a mediar ante Economía de Nación para agilizar las transferencias que espera Río Negro por la deuda de coparticipación correspondiente a marzo que mantiene el gobierno nacional con la provincia.

Los padres también consultaron a la ministro Mázzaro sobre el pago de los salarios de febrero a los docentes sobre lo que la funcionaria señaló que el tema depende de la conducción del Ejecutivo rionegrino y aseguró que el propio gobernador e integrantes de la cartera económica realizan gestiones en este sentido en Buenos Aires.


Comentarios


Docentes no vuelven a clases y acentúan reclamos