Documentos de WikiLeaks sacuden al mundo

Los 250.000 documentos secretos de EE. UU. revelados coordinadamente por la página web y cinco diarios internacionales revelan aspectos oscuros y poco amables de la diplomacia estadounidense: espionajes a la ONU, comentarios despectivos sobre aliados e intentos de aislar a adversarios geopolíticos. La mayoría de los afectados expresó cautela y preocupación.



1
#

2
#

WASHINGTON/ BERLIN (DPA/AFP) - La difusión de más de 250.000 documentos clasificados estadounidenses por parte del sitio web WikiLeaks sacudió ayer la diplomacia mundial y provocó diversas reacciones que van desde la preocupación hasta la cautela y la relativización de la información publicada.

Los mensajes crudos que normalmente no salen a la superficie de las relaciones diplomáticas quedaron al descubiero, desde el espionaje de la ONU y de los principales dirigentes del mundo, incluidos de América Latina, hasta el bloqueo de Irán .

“La mayor filtración de la historia”, como la califica el diario español El País, describe más de 251.000 telegramas diplomáticos que entre 2004 y 2010 que se intercambiaron el departamento de Estado y numerosas embajadas. Comenzó a ser publicada el domingo por las versiones internet de New York Times (Estados Unidos), Le Monde (Francia), El País (España), The Guardian (Gran Bretaña) y Der Spiegel (Alemania). Los documentos fueron analizados por 120 periodistas .

Las sospechas sobre una posible presencia de Al Qaeda en la llamada “triple frontera” entre Paraguay, Argentina y Brasil, la decisión de aislar al presidente venezolano Hugo Chávez y las “sospechas” que en Washington genera la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, destacan en América Latina revelados. (ver página 23)

También reflejaron las especulaciones entre Estados Unidos y Corea del Sur sobre un eventual colapso de Corea del Norte que pudiera llevar a una Corea unificada; los intentos infructuosos de custodiar uranio enriquecido de un reactor en Pakistán; y un arreglo para que Yemen haga pasar como suyos los ataques estadounidenses contra al-Qaeda en su territorio. Otros cables muestran que Estados Unidos obligó a Eslovenia a recibir a un ex prisionero de la cárcel militar de Guantánamo a cambio de una reunión de su presidente con Obama y ofreció millones de dólares a la isla de Kiribati en el Pacífico para que albergara a otros.

En la primera reacción, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton condenó la filtración como un delito y mostró su confianza en que las buenas relaciones entre EE.UU y otros países sobrevivirán al asunto (ver aparte)

La tónica dominante de las reacciones fue la cautela. La ONU reiteró que no tiene suficiente información para confirmar la “autenticidad” de los documentos de WikiLeaks. ”Necesitamos más información y entonces responderemos de manera apropiada”, dijo un portavoz de Ban Ki-moon.

Por otra parte, el gobierno alemán manifestó su fuerte preocupación por las consecuencias internacionales, pero aclaró que la relación entre ambos países es “fuerte, sólida y no ha quedado empañada de ninguna manera por la publicación”. En los documentos se dice que ”Merkel es metódica, racional y pragmática”, después de que ésta se encontrara con Barack Obama en 2009. Se agregó que bajo presión reacciona “con entereza, pero evita los riesgos y rara vez es creativa”.

El gobierno ruso reaccionó con cautela. “Antes de emitir comentarios deberíamos ver el documento original y analizar si los términos han sido traducidos correctamente”, dijo Dmitri Peskov, portavoz del primer ministro Vladimir Putin. Putin es descrito en los documentos de WikiLeaks como un “macho alfa” y el presidente Dmitri Medvedev como “débil” y “vacilante”.

Además se califica al primer ministro italiano Silvio Berlusconi como portavoz ruso y “organizador de fiestas salvajes y el líder más ineficiente de Europa”. Según los documentos, George Bush no tomó en serio la oposición de la ONU a la guerra de Irak porque el secretario general de entonces, Kofi Annan, era negro.

Los nuevos datos filtrados por la red pusieron en aprietos a EE. UU con viarios de sus aliados.

AP

La web dedicada a revelar información confidencial de las potencias difundió nuevos documentos.


Comentarios


Documentos de WikiLeaks sacuden al mundo