“Dogma” al alcance de todos los cineastas

Von Trier, Kragh-Jacobsen y Vinterberg dejan de dar certificados.



COPENHAGUE,(DPA).- El director danés Lars von Trier y sus tres colegas dejarán de conceder a las películas el certificado “Dogma 95”, para que los cineastas lo empleen cuando consideren.

Según explicaron Trier y los realizadores Soren Kragh-Jacobsen, y Thomas Vinterberg al diario “Politiken”, los cineastas de todo el mundo deben decidir por ellos mismos si su largometraje res

ponde al catálogo de normas Dogma creado en 1995.

Con un decálogo de reglas que conducían a que estos tres cineastas otorgasen el certificado, los directores daneses querían actuar contra la cada vez más frecuente y masiva alteración de la realidad a través de los efectos especiales.

Por ello, las películas Dogma sólo podían ser rodadas cámara en mano, en escenarios originales y sin luz artificial.

La música se tenía que componer durante la grabación de la película, no podía ser grabada posteriormente y no podía aparecer en la pantalla el asesinato o la violencia de las armas.

Desde las primeras películas Dogma, “Das Fest”, de Thomas Vinterberg, o “Los Idiotas”, de Lars von Trier, se ha concedido el certificado a 35 películas, diez de ellas de Dinamarca.

El realizador alemán Wim Wenders dijo en “Politiken”: “El movimiento Dogma entrará en los anales como uno de los acontecimientos más importantes en la historia del cine europeo a fines del siglo XX”.

Los críticos del movimiento consideraron que esta iniciativa fue sobre todo una buena idea publicitaria para exportar el cine danés.


Comentarios


"Dogma" al alcance de todos los cineastas