Doloroso adiós en Guatemala



#

La remoción de escombros apenas ha empezado.

SAN CRISTÓBAL CUCHO, Guatemala (AFP).- Entre lágrimas y entonando una canción que habla de una vida mejor al morir, unas 2.000 personas despidieron ayer a toda una familia muerta en un poblado maya de Guatemala durante el terremoto que sacudió esta semana el país. “Más allá del sol yo tengo un hogar, hogar bello hogar, más allá del sol”, decía la melodía religiosa durante el cortejo de los 10 ataúdes de la familia Vásquez (matrimonio, seis hijos de 3 a 14 años y dos sobrinos) en San Cristóbal Cucho, unos 280 km al oeste de la capital. La de los Vásquez fue la mayor tragedia provocada en este país centroamericano por el terremoto de 7,4 grados que dejó al menos 52 muertos, 22 desaparecidos, 155 heridos y miles de damnificados. En tanto el gobierno de Guatemala inició ayer el proceso para evaluar la inversión requerida para reconstruir la región oeste del país, informó la vicepresidenta Roxana Baldetti. Estaba previsto el arribo de un avión con 60 toneladas de alimentos donados por Venezuela, mientras que Estados Unidos dio 50.000 dólares para atender la emergencia, Taiwán 60.000 y el Banco Interamericano de Desarrollo dará 200.000 dólares.


Comentarios


Doloroso adiós en Guatemala