Ideas y opciones del poder para el 2018

31 dic 2017 - 00:00

Weretilneck cierra el año con una ruta delineada para el 2018: “Garantizar tranquilidad en la primera parte” y luego una fuerte impronta electoral, desliza. Asienta el pretendido sosiego inicial en la gobernabilidad, puntualmente en la estabilidad financiera y las obras del plan Castello. Esa línea planteará el jueves cuando reúna al gabinete en San Antonio. El ministro Agustín Domingo introducirá sus medidas de contención del gasto público, enmarcadas en el nuevo acuerdo con Nación.

El gobernador se abrirá al ímpetu reformista de Domingo, pero su propósito es mucho más modesto y se reduce a que su gobierno, amesetado, tampoco registre trastornos perjudiciales a su imagen. Ya arrastra un impacto negativo por la marcha del 2017, expuesto en el traspié electoral. Confía en la recuperación a partir del despliegue del plan Castello.

El último cambio de la política monetaria nacional puede significar un respiro coyuntural si, como se prevé, significa una baja de las tasas, y por eso Río Negro logra finalmente colocar sus 1.200 millones en bonos a tres años, hoy inmovilizados por el alto interés. Esa solución también tiene su inquietud, pues sumará a la deuda que para fines del 2018 se aproximará a los 21.000 millones de pesos. Casi el 47% pertenece a operaciones en dólares, entonces la suba de esa moneda conlleva un peso específico para Río Negro.

Sin sobresaltos y con obras, el mandatario empuña expectativas en reponerse y en la segunda parte del año reposicionar al oficialismo. “Plan A –vaticina–: Juntos participará solo (elección del 2019) y se vota antes (abril o mayo) la nacional (octubre)”. Sus otras opciones son variadas, siempre orientadas a un entendimiento con el macrismo.

Nación tomó nota de la prioridad de autonomía, minimizando el impacto porque “falta mucho” y Weretilneck debe todavía resolver el proceso del oficialismo. Tiene su ventaja. Los incómodos socios peronistas no tienen plan B, entonces están atados –por ahora– al designio del mandamás. Aún lo moderado del estado deliberativo, es cierto que esas oscilaciones internas inquietan al gobernador, que entonces pretende renovar fidelidad.

“Se está o no se está”, le respondió al díscolo Ricardo Arroyo, que le reclamó –en un mano a mano en Luis Beltrán– un oficialismo que se permita un espacio crítico. El diputado recogió la intimación, pero anticipó que él no se iría del bloque. Dejó, en todo caso, ese apartamiento a la conducción de la bancada, Alejandro Palmieri y Facundo López.

Weretilneck quiere afuera a Arroyo y otros, como Sandra Recalt. A ella la recibió aunque sus juras no lo convencieron sobre que nada tuvo que ver con el triunfo de Soria en Jacobacci. Yamel Mohana –el esposo de la legisladora y director de Comisiones de Fomento– punteó en las acciones individuales de supervivencia en Juntos, pues generó un canal con el justicialista Alejandro Marinao, pensando en coincidencias regionales en favor de la candidatura de Recalt en Jacobacci.

Tienen presentes diferencias, pero Weretilneck y el vicegobernador Pedro Pesatti proyectan una misma perspectiva partidaria: “Juntos persistirá”, aún cuando sobreviva con unos pocos. Disienten en el potencial destino y, también, en quiénes resistirán. Pero nadie planea su abandono. Es el pronóstico de una porfía por el sello.

El intendente Soria continúa surfeando el proceso y esquiva cualquier alteración actual. Incluso no reaccionó cuando el oficialismo lo acusó de pasividad en el combate de la droga en Roca. Deja bien en claro que su prioridad reside en el 2019.

Weretilneck deberá hurgar en otros recursos. Pudo conservar la iniciativa política con su andar y su trato personal, y le alcanzó
–hasta ahora– para disimular su flanco más débil: está al frente de un gobierno desganado y derrotado, y de una provincia con varias crisis irresueltas. No tiene reelección, ni candidato propio, y en consecuencia lo espera una ardua aventura.

“Se está o no se está”, lanzó Weretilneck en su repaso de fidelidad de los miembros del oficialismo, ante un reclamo de
creación de un espacio crítico.
El gobernador convocó al gabinete para el jueves próximo en San Antonio Oeste. Economía introducirá sus medidas de contención del gasto público en la provincia.

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección