La migración que moviliza esquemas

14 ene 2018 - 00:00

Después del acuerdo que permitió a la YPF de Miguel Galuccio ampliar a 35 años la concesión de Loma Campana para subconcesionarlo a la norteamericana Chevron, hecho que abrió la puerta grande al resto de las empresas para explotar Vaca Muerta, se duplicó la cantidad de trabajadores que dependen de la actividad hidrocarburífera. “En el 2013 cuando Guillermo Pereyra se opuso al acuerdo y ganó las elecciones, tenía 12.000 trabajadores y ahora tiene casi 24.000, gracias a que se comenzó la explotación de Vaca Muerta”, contó un estrecho colaborador de Jorge Sapag, quien era el gobernador a quien el debate del acuerdo en la Legislatura le costó perder las elecciones internas.

Un estornudo del precio internacional o una fiebre de regulaciones nacionales en materia energética provocan hantavirus en las finanzas provinciales. Éstas se encuentran atadas a los ingresos por regalías dolarizadas y deben hacer frente a las demandas del Estado de bienestar que creó y le supo dar el triunfo al MPN en la década del 70 cuando se produjo un fenómeno parecido.

La doctora en Historia Orietta Favaro y la licenciada Graciela Iuorno explicaron por qué se impuso el partido provincial con las mismas banderas que el Frejuli.

Escribieron que la población de Neuquén se venía modificando, principalmente, por la fuerte presencia del Estado nacional a través de las empresas estatales y las grandes obras hidroeléctricas, que convierten a Neuquén en un lugar de radicación de ciudadanos de distintos sectores sociales y migrantes de diferentes provincias que encuentran una provincia donde quedarse (y posiblemente enriquecerse) o por lo menos acceder a la educación, la salud y la vivienda y la seguridad social, ofertada por la instancia estatal en expansión, que brinda posibilidades de empleo y mejoras materiales a quienes adhieren a la propuesta provincialista, tanto en términos electorales como del “lugar” material y simbólico para desarrollar la vida cotidiana.

Ese texto de hace diez años sirve de base para entender un fenómeno similar ahora. Una segunda ola, donde la presión hacia el Estado ya está desarrollada pero también el MPN generó anticuerpos para inmunizarse de la necesidad de reproducir el Estado de bienestar. Claro está que la aparición de Cambiemos generó el mismo efecto que un trueno del Copahue en pleno mes de enero en la cercana Caviahue: temor pero también atención. El temor porque demostró que desde un sector social se puede llegar al poder sin la mediación de una estructura de partido político tradicional y atención porque ganó las elecciones con un candidato desconocido pocas semanas antes del 27 de octubre.

Volviendo a la explicación de Favaro, qué pasará ahora que hay una presión por la llegada de migrantes a la provincia para la reproducción del “modelo neuquino” del MPN si las respuestas a las demandas no pueden ser efectivas, como lo fueron hace cuatro décadas. Para colmo, el observatorio argentino de drogas que tiene la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación, Sedronar, relevó que es en Neuquén donde más se consume marihuana después de la ciudad de Buenos Aires y es primera en cocaína. La drogadicción es un serio problema que, como otras tramas sociales que generan preocupación, son atacadas como se puede desde el Estado.

El gobierno provincial no tuvo la mejor idea que anotar los logros, incipientes tal vez, en el cuaderno de comunicaciones que va y viene con el gobierno de la Municipalidad de Neuquén personalizado en Horacio Quiroga.

Rápido de reflejos, el líder de Cambiemos le largó un puñado de sal en la herida provincial: el gasto público que se materializa en las empresas de prestación de servicio como el EPAS.

Los neuquinos ya tienen en claro que esa sigla seguirá formando parte del cuaderno de comunicaciones que se lleva y trae como si ese solo hecho significara dejar de contaminar los ríos o garantizara el agua suficiente en las zonas de más reciente radicación poblacional.

Una segunda ola de mano de obra llegó al petróleo de la mano de Vaca Muerta y presionó en el lugar material y simbólico para desarrollar lo político.
Sigue haciendo ruido el comportamiento electoral que le dio la derecha a un candidato que era desconocido y provenía de afuera de la partidocracia.

Seguí informado, suscribite gratis a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.

Últimas noticias de esta sección