Domingo Terciopelo: una fórmula inclusiva

El ciclo creativo terapéutico va por su octavo año.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

#

NEUQUÉN (AN).- Domingo Terciopelo, el ciclo creativo terapéutico libre de prejuicios creado a partir de la psicología social y el arte (que es a la vez un complemento del taller de expresión creativa Artepidol), festeja su octavo año y lo hace en el escenario del teatro Ámbito Histrión. En ese espacio, una vez al mes, un colectivo formado por usuarios internos y ambulatorios de distintas clínicas o servicios de salud mental de la región, músicos, cuentacuentos, y más artistas se juntan convencidos de que el arte es una herramienta de cambio y liberación, para “desmitificar la locura y acabar con el estereotipo del sufriente mental”. ¿El lema? Integración. No exclusión. Domingo Terciopelo y su inseparable Artepidol son espacios terapéuticos creados a partir de la psicología social por un grupo de jóvenes psicólogos sociales y colaboradores de treinta y pico que decidieron promover, de forma autogestiva, la salud social y la integración comunitaria. Su propuesta contagió a muchas personas, y Domingo ya es un espacio itinerante que va por el Alto Valle abriendo un canal de expresión y una válvula de escape, donde la salud social y la integración toman forma de canción, de poesía, de teatro, de pincel. Sin muros Bajo el lema “Hasta que todos los muros caigan”, Domingo sucede una vez al mes. Allí, los participantes se alternan en el escenario, hablan de las condiciones del sistema de salud mental, de los temas que les preocupan, recitan, cantan, y bailan al ritmo del rock, pop, etcétera, porque todo tiene cabida en este colectivo de arte por la integración. “Somos como una gran familia”, dice Sergio a esta cronista. Mientras sus compañeros María, Javier, Fernando, hablan de lo que hace cada uno, Sergio disfruta de su rol de presentador oficial de Domingo Terciopelo. En estos años, explica Laura, una de las psicólogas sociales, “Domingo ha crecido cuali y cuantitativamente. Nos propusimos generar acciones para que se conozca lo que hacemos, como una herramienta de cambio”. “En Artepidol aprendemos más y tenemos más amigos”, proclama Fernando que hace dibujos y por ahí lee o escribe. Él, como sus compañeros, participó en el décimo Festival y Congreso Latinoamericano de Artistas Internados y Externados de Hospitales Psiquiátricos, organizado por el Frente de Artistas del Borda en Mar del Plata en 2009. Los Artepidol llevaron al encuentro una obra teatral que se basó en la construcción de personajes a partir de trabajar con el par salud/enfermedad. Javier es el encargado de abrir la obra. “Hago una denuncia del estado precario de los servicios de salud mental”, cuenta. El trabajo termina con una canción del Bicho Bolita.

Gentileza

Participa el Frente Creativo Artepidol y también hay cuentacuentos, músicos, artistas plásticos y poetas.


Comentarios


Domingo Terciopelo: una fórmula inclusiva