Dos argentinos más hicieron cumbre en el Himalaya

Los barilochenses que subieron el domingo regresan hoy a la base.



#

Gentileza

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los guías de alta montaña Matías Eroz y Ángel Armesto también coronaron una montaña de más de ocho mil metros. El primero ascendió el Lotse, de 8.511 metros, la cuarta montaña más alta del mundo, y el segundo subió el Everest, como guía de la empresa Peak Freaks. Ambos subieron el domingo por la mañana, en un horario similar al de los barilochenses y los Benegas. “Matoco” Eroz es un guía de montaña mendocino que hace años trabaja junto a los hermanos Damián y Willie Benegas, en la Cordillera de los Andes y en otras montañas del mundo. Subió el Lotse desde el Collado Sur, en solitaria y sin uso de oxígeno artificial. Por su parte Armesto es un guía argentino que vive en el exterior y trabaja mayoritariamente en el hemisferio norte. Los argentinos que coronaron en forma conjunta el Everest, los mellizos Benegas, Ramón Chiocconi, Marcelo Deza, Charly Galosi, Leonardo Proverbio y Alvar Puente asumieron su rol de expertos en rescates de montaña y auxiliaron a una escaladora de un grupo internacional, que se encontraba en problemas. Por ello, pernoctaron en primer término en el campo 3, a 7.300 metros y luego en el 2, a 6.400. Hoy retornarán al campamento base. En Bariloche la noticia de que los cinco miembros del Club Andino Bariloche (CAB) llegaron a la cima fue recibida con entusiasmo. Vía internet los expedicionarios del CAB recibieron decenas de felicitaciones, de autoridades, colegas de la montaña, familiares y amigos y simples admiradores. El propio intendente municipal, Marcelo Cascón, envió un mensaje de felicitación. También envió una emotiva carta el actual secretario del CAB, Andrés Martínez Infante. Cabe recordar que Chiocconi, presidente del CAB y también la vicepresidente, Helgamaría Sisa, se encuentran en el Himalaya. Un dato no menor y que confirma el regreso a las fuentes que marcó la actual conducción del club de esquí y montaña más tradicional de Argentina. Martínez Infante compartió la iniciativa de enviar una expedición al Everest con Chiocconi, el 14 de agosto del 2008, cuando el proyecto fue presentado en la cena aniversario del club. También remitieron sus felicitaciones el flamante presidente de la Federación Argentina de Ski y Andinismo, Matías Jerman, y el presidente de la Asociación Argentina de Guías de Montaña, Nicolás de la Cruz, quien subió a la cumbre del Shishapangma (8.013 metros) en mayo de 1993. De la Cruz dijo sentirse “muy contento” y que la ascensión es “un hecho histórico, muy importante ya que es la primera vez que una expedición Argentina llega a la cima del mundo”. Cabe recordar que 5 de los 7 alpinistas son guías de montaña. También sumó sus felicitaciones Dinko Bertoncelj, integrante de la primera expedición Argentina al Himalaya, al monte Dhaulagiri en e1954, quien aseguró a “Río Negro” estar muy feliz y que “siempre estuve convencido que lo lograrían”. Similares conceptos vertió el periodista Francisco “Tito” Juarez, quien en su juventud acompaño en numerosas expediciones a Manolo Puente Blanco, padre de Alvar. El decano del Centro Regional Universitario Bariloche de la UNC, Víctor Báez, felicitó a los expedicionarios y en particular a Galosi, profesor en el CRUB y Puente, ex alumno de la universidad.

El desafío para llegar al “techo del mundo”. El grupo argentino demoró su retorno al campamento base porque auxilió a otros alpinistas.


Comentarios


Dos argentinos más hicieron cumbre en el Himalaya