Dos condenas anteriores





NEUQUEN (AN)- Dos veces la justicia condenó a Darío Poblete por apremios ilegales y vejaciones contra detenidos, la última en diciembre pasado. Sin embargo, el cabo primero seguía trabajando en la policía, con armas a su disposición, y el miércoles participó de la represión de los docentes en Arroyito.

Según informaron fuentes judiciales, la primera condena se la aplicaron en 1997 por apremios ilegales. Fue a un año de prisión en suspenso y dos años de inhabilitación.

Poblete fue separado de la Policía, pero regresó un año después.

En 1999 le iniciaron otra causa: fue porque su esposa lo acusó de amenazas.

Finalmente, el 23 de diciembre del año pasado la justicia de Zapala lo condenó a dos años de prisión de cumplimiento efectivo y a cuatro años de inhabilitación por «vejaciones», un delito apenas más leve que los apremios ilegales.

Poblete apeló, y su caso está a estudio del Tribunal Superior de Justicia. Mientras tanto, pudo seguir trabajando.

Quienes lo conocen lo describieron como un sujeto corpulento, con la cabeza rapada. «Un típico integrante de los grupos especiales de la Policía», dijeron.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Dos condenas anteriores