Dos familias evacuadas por la crecida del Neuquén

Cayeron dos torres que llevan la energía de El Chocón al sistema interconectado nacional y obligaron a una mayor erogación del dique del Chañar y la inundación de zonas ribereñas.



CIPOLLETTI y CENTENARIO (AC/An)- La crecida del río Neuquén desde el lunes con 600 metros cúbicos por segundo de caudal causó problemas en áreas ribereñas, como en Cipolletti, donde hubo que evacuar a dos familias en el barrio Costa Sur. También en Cinco Saltos, porque Aguas Rionegrinas debió cambiar la toma de agua por el arrastre de los muelles de contención.

Empero, la situación se empezó a normalizar ayer desde las 19 cuando la erogación desde el dique compensador del Chañar bajó a 500 metros cúbicos por segundo, situación que se mantendrá hoy.

Desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas se informó ayer que además de las obras realizadas en la zona de Vista Alegre a principios de este mes, la AIC continuó desarrollando trabajos similares en otros sectores neuquinos del río, entre ellos el recrecimiento de nivel y prolongación de defensas en Vista Alegre, y refuerzo y prolongación del enrocado contra la erosión en calle 9 de Julio, en Centenario.

El presidente de la AIC, Elías Alberto Sapag, confirmó que hay una mayor erogación de agua, para suplir la salida de servicio de una de las líneas de abastecimiento de El Chocón. Según trascendió, esa salida se debió a la caída de dos torres de alta tensión en la zona de Olavarría.

“Pero con las obras que se han realizado no tendrían que producirse inconvenientes de desbordes”, dijo el funcionario.

En Cipolletti algunos pobladores tenían ayer el río a escasos metros de sus casas, otros casi en la puerta, y también estaban los que se tuvieron que ir “como medida de prevención”, aunque hoy todo volverá a la normalidad.

El área de Defensa Civil encabezada por Marcelo Cifuentes concretó al mediodía la evacuación de dos familias.

José Luis Infante, vecino del barrio Costa Sur, dijo que ellos mismos hicieron “barreras” con tierra que fueron sacando de otros lados con carretillas para evitar que el agua avance. “Nosotros somos dos familias. Mi cuñado tiene tres chicos y yo tengo cinco”, contó.

La casa de sus familiares estaba ayer casi adentro del agua. Y unos metros más adentro, se veía la vivienda de un criancero de apellido González que quedó rodeada por el río. La familia se tuvo que ir. “Se autoevacuó”, contaron los vecinos.

Por razones de abastecimiento hasta las 19 de ayer desde Chañar se estuvieron erogando unos 600 metros cúbicos por segundo. A partir de esa hora bajó a 500 metros.

Para la situación del embalse de Los Barreales el contrato de concesión exige erogaciones medias diarias no menores a 474 metros cúbicos por segundo.

Mientras, los caudales del Limay se situaban en los 300 metros cúbicos por segundo, lo que alejaba problemas, y también en el Negro, que desde anoche venía con 800 metros cúbicos, la cifra menor en el último mes, descartando anegamientos y potenciales perspectivas de alarma.

El aumento del caudal del río Neuquén mantiene en alerta a las poblaciones de Centenario, Vista Alegre Norte y Vista Alegre Sur. Si bien hasta ayer no se habían registrado desbordes, se efectuaban controles permanentes para medir el avance de las aguas.

“Estamos muy atentos porque el crecimiento del nivel de río se observa a simple vista, aunque hasta hoy al mediodía -por ayer-, no teníamos información oficial sobre las erogaciones que está haciendo la hidroeléctrica Cerros Colorados”, dijo la concejal de Vista Alegre Sur, Andrea Césari.


Comentarios


Dos familias evacuadas por la crecida del Neuquén