Dos inocentes mueren en tiroteos cruzados

Un chico de 13 años murió en Tucumán y un joven de 22 perdió la vida en Córdoba a causa de tiroteos cruzados en los que nada tenían que ver.

La primera de las víctimas recibió un balazo cerca de la nuca mientras jugaban al fútbol con sus amigos e inesperadamente fue alcanzado por una de las balas del tiroteo entre un policía y dos delincuentes que se había desatado a unos 200 metros del lugar. Tras varias horas en gravísimo estado en un hospital de la capital tucumana el chico perdió la vida. Ahora se investiga si la bala que lo mató fue disparada por un arma policial o por las que portaban los delincuentes.

El Córdoba la bala que mató a un joven de 22 años provino de un "tiroteo entre barras" en el marco de una picada de motos que se corría en la periferia de la capital. Fue durante los primeros minutos del sábado que el joven Roberto Fabián Peña perdió la vida y su sobrino de 11 años resultó herido de otro disparo.

Grupos antagónicos del ámbito de las tradicionales carreras, que convocan a una importante cantidad de público, se enfrentaron a balazos. Uno alcanzó directamente a Peña, quien murió horas después en un hospital, mientras que otro impactó en el rostro del niño, quien seguía ayer internado en grave estado. Por el caso ya hay un sospechoso detenido. (Télam).


Comentarios


Dos inocentes mueren en tiroteos cruzados