Dos jóvenes muertos y otro desaparecido al caer un auto al río Limay

Otros tres lograron salir tras romper los vidrios y nadaron hasta la costa. Habían ido a pasear ayer a la madrugada. Se investigan las causas del accidente.

#

El vehículo fue rescatado con equipos especiales. Anoche se realizó el velatorio.

SENILLOSA (AN).- Esta ciudad amaneció ayer teñida de luto: dos jóvenes murieron ahogados luego de derrapar con un vehículo en la curva de una calle que culmina en el río Limay. La Prefectura y Bomberos buscan a una tercera posible víctima que habría logrado salir del coche, pero no alcanzó la orilla como sí lo hicieron otros tres sobrevivientes.

El hecho ocurrió a las 3.25 de ayer, y fue el nefasto final para una salida entre seis amigos que se había iniciado poco antes de la medianoche.

Las víctimas fueron identificadas como Yamile Gauchat (15) y Mario Alberto García (29). Está desaparecida Carolina Gauchat (18), hermana de Yamile.

Del vehículo, un Volkswagen Senda color verde petróleo, lograron salir con vida Matías Cáceres (20), Daniel Rodríguez (25) y Flavia González (30), la única del grupo que no es de Senillosa. Sería tía de una de las víctimas, oriunda de Buenos Aires.

Una vez en el agua, los sobrevivientes lograron romper la luneta trasera y dos vidrios laterales para salir a la superficie. El Senda quedó sumergido a unos cuatro metros de profundidad y a unos 10 metros de la barranca que en ese tramo es la costa.

Quienes se salvaron fueron los encargados de dar aviso. La curva donde cayó el auto se encuentra a unos 2.000 metros del edificio en construcción de la EPET 18. Allí, un sereno de la empresa AP Construcciones se encontró de frente con los tres jóvenes que empapados, en estado de shock, y en medio de la noche cerrada y fría, le pidieron auxilio.

Al llegar la ambulancia, fueron trasladados con síntomas de hipotermia a causa de la humedad y la baja temperatura a la que se sobrepusieron. De inmediato comenzó el rescate.

El vehículo fue sacado del río cerca de las 10 con una retroexcavadora. Tenía un neumático en llanta, el techo y las puertas laterales abolladas.

El jefe de la zona perimetral Plottier-Senillosa, Juan Carlos Escobar, informó que adentro se encontraron dos botellas de cerveza, una vacía y la otra sin destapar.

Dijo que iban tres jóvenes adelante: Rodríguez manejando, Yamile en el medio, y Mario como acompañante. Atrás, de izquierda a derecha, irían Carolina, Flavia y Matías.

Cerca de las 23.45 el grupo había ido a Plottier, a un cajero automático, porque el único disponible en Senillosa no funcionaba.

Las hipótesis apuntan a que en la zona del accidente transitaban a alta velocidad, al menos para ese tipo de camino. Antes de la curva hay una huella de derrape o frenada de casi 25 metros.

Por algún motivo que se investiga, el Senda no logró doblar, pasó de largo, se salió de la calle y cayó al Limay, que en ese tramo tiene cerca de 100 metros de ancho y baja hacia la capital provincial con una fuerza intimidante.

El primer buzo de Bomberos se sumergió a las cuatro de la mañana. Y encontró a las dos víctimas atrapadas en la parte delantera del auto, según se informó.

Desde la obra de la escuela, los sobrevivientes fueron llevados al Hospital "Adolfo del Valle". Allí recibieron los primeros auxilios. Junto a sus familiares, les brindaron atención psicológica de peritos policiales y el municipio.

En el pueblo, totalmente sumido en la tristeza y la conmoción, desde temprano, centenares de estudiantes, docentes y allegados se acercaron al centro de salud para tener novedades.

Las caras desencajadas por la tragedia, también se repitieron en el CPEM 15. La escuela donde iban las hermanas Gauchat, ayer, como el resto de las escuelas de Senillosa, suspendió las actividades.

Desde la dirección del establecimiento informaron que la mayor de las hermanas, Carolina, cursaba el quinto año "B" en esa escuela comercial y con orientación en biología. La otra, Yamile, iba a segundo "D" (ver aparte).

No fue el único mal trago para el establecimiento: allí también trabaja como portero el padre de la otra víctima, García.

Los vecinos que viven en las cercanías al lugar del accidente sostienen que la calle Santa Fe, por las noches, es un pista de donde los jóvenes hacen "picadas".

Al igual que la policía, informaron que la playa ubicada en las cercanías de la curva es un punto de reunión para jóvenes de la localidad por las noches. En ese sector, se pudo ver botellas y vidrios junto al río.

Ayer, al cierre de esta edición, los efectivos de la Prefectura rastrillaban el Limay aguas abajo, cerca de Plottier. Mientras algunos sostenían que el cuerpo restante podría estar cerca de la costa, otros piensan en la fuerza de la corriente y su poder de arrastre.

El municipio decretó un duelo por 48 horas. Los cuerpos fueron trasladados a la morgue judicial neuquina.

Hoy, se presume, les darán el último adiós.


Comentarios


Dos jóvenes muertos y otro desaparecido al caer un auto al río Limay