Dos kilos de carne al día para 120 personas

Un comedor de Allen, al que asisten abuelos y niños, denunció al municipio por falta de alimentos



ALLEN (AA).- Un grave conflicto que tiene como escenario un comedor comunitario barrial, donde almuerzan más de 120 niños y abuelos de la zona norte de esta ciudad, se desató entre un grupo de trabajadoras del lugar y autoridades municipales.

Las mujeres denunciaron públicamente que los alimentos escasean y el municipio sólo entrega dos kilos de carne por día para elaborar más de un centenar de raciones Desde la comuna respondieron que "las entregas se cumplen en forma normal todos los días" pero "la gente se queja" de la atención en el lugar.

Así es que en medio de acusaciones cruzadas, las mujeres que cumplen tareas en ese centro -en contraprestación por el beneficio de un plan nacional- aseguraron ayer que temen quedarse sin empleo.

El centro comunitario está ubicado en el barrio Colonizadora del Sud, y allí asisten diariamente numerosos niños a recibir el almuerzo y otros tantos van a la salita. Además, concurren muchos abuelos y se reparten viandas a familias del sector.

La secretaria de Acción Social, Marta Fernández, indicó que los alimentos se entregan diariamente con normalidad y sólo existió un malentendido en torno al reparto de carne, "porque el día anterior se había entregado una doble ración y la gastaron toda de una sola vez".

No obstante, desde ambos sectores se dejó entrever que el conflicto parecer ir más allá de estas denuncias, y tendría un matíz político que se intensificó tras las elecciones internas del radicalismo Una de las principales referentes del barrio, que estuvo en la vereda de enfrente de la campaña por la reelección del actual intendente como candidato de la UCR, habría man

tenido una fuerte pelea -que hasta habría llegado a la agresión física- con el coordinador del centro comunitario, un familiar del jefe comunal Carlos Sánchez.

"Lo que pasa es que mi mamá trabajó para (Eduardo) Chavarría, el otro candidato que enfrentó a Sánchez, y después de la elección se las agarraron con nosotros. Pero no tenemos nada que ver, desde diciembre que estamos trabajando bien, hacemos malabares para poder cocinar y atender a tanta gente y ahora dicen que nos quieren sacar", relató ayer Elba Solís, una de las cocineras del comedor.

"Hoy (por ayer) no trajeron carne, y acá no había nada para hacer. Una de las chicas trajo el aceite y yo la sal, y le hicimos un guisito de arroz a los pibes, porque si no, no comían", agregó la beneficiaria del programa social.

Actualmente tres mujeres están encargadas de atender el comedor a la mañana y otras tres a la tarde, se indicó, "cobramos sólo los 150 pesos, pero estamos acá porque todas somos del barrio y no vamos a aceptar que nos saquen", sostuvieron ayer.

Desde el municipio, Fernández rechazó las acusaciones y aseguró que "la situación no es así como lo plantean" La titular de Acción Social aclaró que "la idea es traer cocineras preparadas, capacitadas, para que se encarguen del manejo del comedor" porque "existen quejas de gente del barrio", afirmó, aunque no brindó mayores precisiones.


Comentarios


Dos kilos de carne al día para 120 personas