Dos modelos y la figura de Chávez se “plebiscitan” en Venezuela

CARACAS (AP) _ Dos modelos de país, uno basado en un proyecto socialista hegemónico estrechamente vinculado a Cuba, y otro que defiende la economía de mercado y el pluripartidismo, se medirán en las elecciones legislativas del domingo. Aunque los sondeos de opinión hablan de una estrecha elección, con un virtual empate que podría favorecer al oficialismo, lo cierto es que independientemente de los resultados, el proyecto hegemónico que defiende el presidente Hugo Chávez se verá resentido puesto que perderá el control que tiene sobre 90% de la Asamblea Nacional, y deberá aprender a convivir con un bloque opositor que podría más que triplicar sus voces luego de años de una exigua participación que se limitó a unos once diputados, todos disidentes del oficialismo. Para garantizar el control “hegemónico’’ de la Asamblea Nacional y la aprobación sin mayores trabas de las leyes que promueva el gobierno, Chávez está apostando a lograr por lo menos las dos terceras partes de la Asamblea Nacional, es decir 110 diputados, pero existe un eventual riesgo de que esa cifra no se pueda alcanzar. En el caso de la oposición el camino para obtener una contundente mayoría en el congreso resulta difícil debido en parte a una ley electoral, que fue aprobada el año pasado por el congreso, que le da más peso a los circuitos de las zonas rurales, controlados históricamente por Chávez, frente a los centros urbanos, donde los sectores adversos al gobierno han ganado espacios. Todas las proyecciones apuntan a que el bloque opositor podría lograr más de una treintena de diputados que aunque no representaría ningún riesgo para el oficialismo al momento de aprobar las leyes, si podrían dilatar las discusiones y someter a la administración de Chávez al permanente escrutinio. Como en procesos anteriores, Chávez asumió el liderazgo de la campaña oficialista y convertido los comicios en un plebiscito. El deterioro de la popularidad del mandatario en los últimos meses podría pasarle factura, debido a la inflación –que este año se pronostica del 30%– que crea un descontento incluso entre los sectores populares que apoyan a Chávez, el desempleo, que llega al 8,6% y la inseguridad urbana.


Comentarios


Dos modelos y la figura de Chávez se “plebiscitan” en Venezuela