Dos mujeres permanecían cautivas



BUENOS AIRES (Télam).- Una mujer de 42 años fue secuestrada en el partido de Tigre por delincuentes que exigieron 300 mil dólares para liberarla sana y salva, mientras que la hija de un empresario de Moreno capturada el martes permanece cautiva y sus secuestradores pidieron 500 mil dólares como rescate.

Patricia Nine, de 35 años, comenzó ayer su segundo día de cautiverio en manos de una banda de secuestradores que ya se comunicaron con sus familiares y exigieron 500 mil dólares como rescate para liberarla sana y salva.

La llamada extorsiva se produjo el martes y se realizó desde un teléfono público de la zona sur del conurbano bonaerense. El padre de la joven, el empresario Eduardo Nine, dueño del shopping Nine de Moreno, fue quien escuchó la exigencia de parte de un hombre, quien pidió además que mantuviera a la policía lejos del caso.

De todas formas, la División Antisecuestro de la bonaerense y la Justicia Federal está investigando el secuestro.

En tanto, una mujer de 42 años se encuentra desaparecida desde el martes al mediodía, cuando salió de su trabajo rumbo a su casa del partido de Tigre, y más tarde su familia recibió un llamado en el que le exigieron un elevado rescate.

El hecho es para los investigadores “llamativo”, ya que la mujer no pertenece a una familia adinerada, no tiene auto y suele movilizarse de su casa al trabajo en tren.


Comentarios


Dos mujeres permanecían cautivas