Dos plazas se juegan en México y Bolivia



Mientras la Universidad de Chile intentará hacer valer en la cancha del Pachuca la mínima diferencia que sacó en la ida, al parecer Palmeiras tendrá poco más que un trámite para dejar en el camino a Real Potosí y quedarse con el último lugar disponible en el grupo 1 de la Libertadores.

La “U” que dirige el uruguayo Sergio Markarián se impuso de local la semana pasada por 1-0. “Toda la gente de la U quiere estar en la Copa. Hace mucho tiempo que no estamos y ahora nos hallamos en la puerta, pero sabemos que quedan 90 minutos”, explicó el delantero de la “U” Manuel Villalobos.

“Ganas no me faltan para enfrentar a la “U” de Chile. Todo depende de mi recuperación y que el técnico me tome en cuenta”, destacó Christian Giménez, que se recupera de una operación del menisco de la rodilla izquierda y se alista para jugar.

Palmeiras la tiene mucho más sencilla, aunque deberá jugar en la altura. Es que el equipo brasileño goleó al Real Potosí por 5-1 en la ida, e incluso el mismo DT del equipo boliviano, Vladimir Soria, admitió que será casi imposible conseguir una diferencia de cuatro goles para lograr el acceso a la zona donde también estarán Sport de Brasil, Liga Deportiva Universitaria de Ecuador y Colo Colo.

El “Verdao”, que terminó en el cuarto puesto la disputa del último Campeonato Brasileño, desembarcó en Sucre, ciudad que está a 2.750 metros de altura, para intentar neutralizar el efecto que provocarán los 4.000 metros que hay en Potosí.


Comentarios


Dos plazas se juegan en México y Bolivia