Dos presos se fugaron en Bariloche

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un preso de 35 años que cumplía una condena por robo de ganado consiguió escaparse ayer del hospital zonal, adonde había sido trasladado luego de tragarse una pila y la antena de una radio portátil.

Otro joven de apenas 18 años, pero con numerosas causas penales en su haber, también burló la custodia y se fugó el viernes de una casa del IPPV que funciona como centro de detención de menores.

Este último episodio causó especial preocupación a la policía, ya que el evadido es Raúl Cid, apodado el «Jabalí», quien en los últimos meses (cuando todavía era menor) protagonizó numerosos robos, agresiones y una tentativa de homicidio.

Pero las fugas también pusieron en evidencia la insostenible situación que vive la alcaidía local. El «Jabalí» llevaba algunos meses preso en la alcaidía, pero el juez Miguel Gaimaro Pozzi comprobó que no se le garantizaban las condiciones especiales de alojamiento que la ley prevé para los «menores adultos», de 18 a 21 años. Por eso ordenó el martes su traslado al hogar «Convivir», de donde escapó sin mayor dificultad aprovechando la laxitud de los controles.

El preso que saltó desde una ventana del hospital es José Ibáñez, quien al parecer completó así un plan urdido con ese fin al tragarse elementos metálicos para requerir urgente atención médica. Su caso es llamativo porque llevaba un año preso y no estaba lejos de la obtener la libertad condicional.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora