Dos remises de Roca secuestrados en el aeropuerto

El operativo estuvo a cargo de la Dirección de Tránsito municipal. Las unidades no tenían las habilitaciones correspondientes y se desató una polémica con los taxistas neuquinos.



#

Los choferes de vehículos de alquiler que operan en la terminal aérea exigen más controles. La tarifa de los rionegrinos es más baja.

NEUQUEN (AN)- Tras un operativo realizado en el aeropuerto de Neuquén ayer por la mañana, un equipo de inspectores de la dirección de Transporte municipal secuestró dos remises provenientes de la ciudad de Roca, que no contaban con la habilitación correspondiente al momento de la inspección.

Los taxistas que operan en la estación aérea aprovecharon la presencia de los agentes municipales para reanudar su reclamo por los vehículos de otras localidades que toman pasajeros en ese punto de la ciudad.

Los dos coches de alquiler roquenses quedaron retenidos y se elevó un informe al Tribunal Municipal de Faltas, para que los propietarios de los móviles puedan hacer su descargo.

El director municipal de Transporte, Luis Baca Cau, explicó que, en ambos casos, el secuestro se debió a que “los choferes no contaban con la habilitación correspondiente como remises”.

“Si es que tienen esos papeles, entonces tendrán que presentarlos ante el Tribunal de Faltas para recuperar el vehículo; de lo contrario, se aplicará una multa”, anticipó Baca Cau.

Durante el operativo, los taxistas y remiseros que habitualmente prestan servicio en el aeropuerto neuquino le recriminaron a los agentes municipales por la falta de controles en ese sector.

Los choferes aseguraron que es habitual que haya vehículos no autorizados que operan en el aeropuerto y solicitaron un mayor control por parte de la comuna. Además, se quejaron por la “competencia desleal” de los taxistas y remiseros provenientes de otras localidades quienes trabajan con una tarifa más baja que la que se cobra en la capital neuquina.

“Si a nosotros nos obligan a tributar según las ordenanzas de acá, los vehículos que vienen de afuera, o que cobren la misma tarifa o directamente que se retiren. En caso contrario, esto se va a transformar en una guerra de pobres contra pobres”, advirtió Wálter Flores, uno de los choferes neuquinos.

Por caso, un taxi proveniente de la ciudad de Roca, por un viaje desde el aeropuerto hasta esa localidad, cobra 50 pesos; mientras que un taxi neuquino, por el mismo trayecto, tarifa 92 pesos. Flores recalcó que “no cobramos más caro por capricho, sino porque así lo establece la ordenanza, no nos queda otra”.

Además, el taxista aseguró que “hay una falta total de control en Neuquén, más que nada en el aeropuerto; y el que tiene que mandar a hacer las inspecciones, hace oídos sordos a nuestro reclamo”.

Al respecto, Baca Cau replicó que “se realizan controles periódicamente en toda la ciudad”; pero aclaró que “en este caso en particular, tuvimos una denuncia de los propios permisionarios, que nos alertaron sobre la presencia de vehículos no habilitados o foráneos en ese lugar”.

El funcionario indicó que “teníamos información de que se estaba recrudeciendo la situación en el aeropuerto y por eso actuamos”.

El jueves, un día antes del operativo, se produjo un incidente entre los taxistas de la ciudad y el dueño de un móvil proveniente de Roca, que levantó pasajeros en la puerta del aeropuerto. Ayer, los taxistas negaron que se hayan producido situaciones de violencia por este problema, pero advirtieron que “es muy probable que ocurran pronto, si esto no se soluciona”. Los aprietes tiene una larga tradición en el aeropuerto neuquino.


Comentarios


Dos remises de Roca secuestrados en el aeropuerto