Dramáticos momentos vive una familia de Río Colorado

Por graves problemas de salud los padres no pueden trabajar. Una hija de 20 años los sostiene a ellos y a sus hermanos.

RÍO COLORADO (ARC).- Una familia de esta localidad está viviendo momentos muy duros, con apremios económicos pero por sobre todas las cosas, con graves problemas de salud. Se trata de un grupo familiar que tras un accidente de tránsito ocurrido en diciembre del año pasado, ingresó en una sucesión de malas noticias.

La familia está conformada por Portal Santos (43), su esposa Beatriz Mamani (28), una hija de veinte años -de un matrimonio anterior de Portal-, un hijo de trece y una nieta de tres añitos. Todos viven de manera ajustada en una vivienda ubicada en el barrio Villa Mitre. Ninguno de los dos integrantes del matrimonio puede trabajar por problemas graves de salud y solamente su hija sale diariamente a buscar el sustento para el grupo.

La delicada situación que están atravesando comenzó a las 17:20 del 21 de diciembre del año pasado. En ese fatídico momento se registró un grave accidente que lamentablemente tuvo a Beatriz como principal damnificada.

La joven mujer regresaba a su casa en bicicleta cuando fue arrollada por una camioneta. Como consecuencia del choque, sufrió fracturas múltiples en su pierna izquierda, una fractura en la clavícula, pérdida de memoria y golpes en diferentes partes del cuerpo.

Tras recibir las atenciones médicas, se comprobó que su pierna no respondía a las operaciones realizadas y con el correr del tiempo, fue imposible salvarla a pesar del esfuerzo de los profesionales. Finalmente debió ser amputada, hecho que se concretó hace algunos días atrás.

Hoy, Beatriz permanece postrada en su cama, con fuertes dolores que la acosan, especialmente durante la noche. Su esposo es quien la acompaña durante todo el día y él también debe cuidar su salud, dado que fue operado hace un tiempo de una dolencia en los riñones. Por esa razón Santos tampoco puede trabajar como lo hacía meses atrás, en el campo, en una explotación hortícola. Solamente su hija de 20 años está trabajando en un establecimiento dedicado al cultivo de espárragos. Es la única fuente de ingreso para esta familia. El dinero que obtiene apenas alcanza para cubrir la demanda de alimentación del grupo, que espera con resignación la llegada de alguna solución para su acuciante situación.

Para ello se está tramitando ante el área de Promoción Social de la municipalidad local la posibilidad de conseguir una pierna ortopédica. Están cumplimentando la documentación requerida y aguardan que el tiempo de espera sea el más corto posible. Por otra parte, también han iniciado acciones legales por el accidente de tránsito.


Comentarios


Dramáticos momentos vive una familia de Río Colorado