Dudan de un informe de contaminación con crudo

El gobierno neuquino habló de "circo mediático". Mapuches rechazaron imputaciones.



NEUQUEN (AN).- La presunta contaminación en el yacimiento Loma La Lata volvió ayer a ser protagonista y a dividir al gobierno neuquino de las organizaciones mapuches. El jefe de gabinete, José Brillo, salió a cuestionar los resultados del informe de la consultora alemana Umwetlschtuz Nord, dudó que ese estudio exista y atribuyó la difusión de esos datos a “un negocio muy grande del cual no son ajenos ATE y la CTA”.

Del otro lado, la Coordinadora de organizaciones mapuches rechazó absolutamente las definiciones del funcionario y aseguró que el informe fue depositado el martes pasado en la justicia federal, donde la entidad se presentó como querellante por las denuncias de 1997 relativas a contaminación con metales pesados en los acuíferos del yacimiento, poblado por las comunidades Paynemil y Kaxipayiñ. Verónica Huilipán, vocera de la coordinadora, dijo que el estudio de los alemanes fue entregado a la justicia porque “no confiamos en el Estado neuquino, que es operador de Repsol YPF”. Los mapuches también se negaron a entregarle el informe a la empresa petrolera, concesionaria de la explotación del gas en esa zona.

Brillo, que ayer ofreció una conferencia para informar que la provincia presentó un recurso de amparo -a través de la fiscalía de Estado- ante la justicia por la no entrega del informe aludido, dijo también que la difusión de los datos de ese documento “de manera parcial” ocurrida en noviembre pasado formó parte de “un circo mediático” del cual participó Horacio Verbitsky, “que también vino a Neuquén a hablar sobre petróleo y demostró que es un charlatán que no sabe nada” del tema y “subestima a la comunidad neuquina”. En ese acto realizado en la Universidad Nacional del Comahue, también estuvo presente la dirigencia de ATE y CTA, a cuyo abogado, Mariano Mansilla, también cuestionó el funcionario.

José Luis Sierra, director de medio ambiente de la provincia -organismo que actúa como autoridad de aplicación en la materia- dijo que desde la difusión del informe (Brillo enumeró una reseña de su repercusión periodística) pasaron “cuatro meses sin respuesta a los sucesivos pedidos de una copia del estudio”. Dado que hay aspectos denunciados “que ponen en juego la calidad de vida de la comunidad”, se exigió a través de la justicia una copia.

Sierra dijo que la consultora había hecho meses antes de la denuncia una oferta a Repsol para realizar tareas de remediación ambiental, pero fue rechazada por Repsol, y luego “aparecen en el estudio del área Loma La Lata”. En rigor, indicó Brillo, los alemanes trabajaron sobre un estudio preliminar realizado por técnicos de la UNC que “no se completó según las reglas de arte, que tampoco aparecen en la formalización posterior que hizo la consultora”. La denuncia de noviembre aludía a que el 60% del yacimiento estaba afectado con metales pesados, el 10% del terreno se encontraba en una situación de irreversibilidad; el 16%, “severamente contaminado”; el 14% moderado y el resto “levemente”. La denuncia tuvo eco en la Comisión interamericana de los derechos humanos de la OEA y en la Defensoría del pueblo de la Nación.


Comentarios


Dudan de un informe de contaminación con crudo