Dudan que el “desastre” sirva para Bariloche

Una agria polémica se instaló ayer en Bariloche luego de la declaración de “desastre” sacada bajo presión al Concejo local. Su utilidad real tendría más que ver con pleitos entre privados que con medidas de ayuda en la emergencia de las cenizas. Algunos creen que sólo servirá para ahuyentar a los visitantes en un contexto en el que el aeropuerto aún permanece cerrado.

Gentileza

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La ordenanza que declaró a Bariloche en situación de “desastre económico y social” tiene en principio sólo un valor semántico, aunque podría aportar también al marco jurídico que atenúe pérdidas y daños para las víctimas de la crisis.

El concejal Darío Rodríguez Duch (ARI) explicó que la figura de “desastre” no tiene un “efecto automático” sobre las deudas o incumplimientos y sólo podría ser invocada ante una demanda judicial.Desde su condición de abogado, Duch dijo que la ordenanza sería “un instrumento más” para aplicar la “teoría de la imprevisión”, que está contemplada en el Código Civil y que permite revisar los contratos entre particulares cuando un hecho extraordinario (la erupción volcánica) altere las condiciones originales.

La declaración de “desastre” aprobada el lunes por el Concejo ante la exigencia de la Asociación de Pequeños y Medianos Comerciantes quedó en el centro de una aguda polémica. Algunos la consideraron un triunfo, pero también hay operadores turísticos que la ven como una señal para ahuyentar visitantes. Ayer el hotel Llao Llao anunció que reanudará sus servicios el 4 de julio.

Otros escribieron a distintos medios y llamaron a las radios para cuestionarla como una declaración de “impotencia” y como un recurso exagerado promovido por quienes “sólo pretenden que los salve el Estado”.

El presidente de la APMC, Oscar Cingolani, dijo en cambio que la declaración de “desastre” es más útil que la de “emergencia” para reclamar ayuda del gobierno nacional y provincial.

El intendente Marcelo Cascón ya había señalado que esa diferencia de términos no cambia en lo sustancial el paquete de medidas que esperan plantear ante el gobierno central, pero entendió que la calificación de “desastre” puede servir “para la relación entre privados”. Lo que preocupa a los comerciantes es justamente la caída de las ventas y la imposibilidad de “levantar los cheques” con proveedores que vencerán en los próximos días, así como los onerosos contratos de alquiler.

En otro orden, más de un concejal reconoció ayer que legislar bajo presión (como ocurrió el lunes), “no es la mejor manera de buscar soluciones”.

Los manifestantes ingresaron al Concejo en gran número y rodearon la mesa de sesiones. En ese clima no tardaron en conseguir que los concejales aprobaran la declaración de “desastre”, y aplaudieron complacidos.

Limpiar Bariloche de cenizas es una consigna que diariamente se enfrenta a las condiciones del tiempo y dirección de la “pluma”.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora