Dudas y diferencias dominaron la reunión de gabinete

Hubo fuertes discusiones entre ministros por pedidos de renuncia

Lo más visto



VIEDMA (AV).- Otra erosión de poder real afrontó ayer el gabinete rionegrino -curiosamente- por la indefinición de recambios del gobernador Pablo Verani. Las dudas derivaron en fuertes discusiones entre ministros y la profundización de la interna gubernamental.

Además, el mandatario salió a negar públicamente dimisiones que personalmente se había ocupado de alentar. Por eso, la reunión de gabinete de ayer fue una parodia.

Verani no habló del pedido masivo de renuncias a los ministros, como había anticipado a la mayoría que haría. En cambio, insistió en los compromisos incumplidos de Nación, reclamó gestiones por acreencias petroleras, escuchó proyecciones salariales para la semana próxima y contó que fue convocado para hoy a una reunión de gobernadores con el presidente Eduardo Duhalde.

El convite fue realizado por el ministro Rodolfo Gabrielli. Ese llamado ingresó en plena reunión de gabinete. La momentánea desatención de Verani derivó en la más sincera pero dramática expresión gubernamental de la jornada: la discusión de la ministra Ana Mázzaro con su par José Luis Rodríguez. El tono exigió que se retiraran para continuar con sus diferencias en un despacho anexo.

¿Qué había pasado?. Mázzaro recibió antenoche en su domicilio la visita de Rodríguez. El ministro le anticipó que Verani pediría la dimisión en masa al gabinete. Cuestionando la inoportunidad del gesto es que Rodríguez reclamó el alejamiento a su par educativa. No existió respuesta de Mázzaro.

Nadie duda que Rodríguez reaccionó bajo alguna instrucción de Verani. Por lo menos, el gobernador tenía decidido generalizar las dimisiones, pues ya dos se la habían elevado: Gustavo Martínez y Esteban Rodrigo. Con la totalidad de las renuncias, el gobernador después definiría, pero se preveía que aceptaría -por lo menos- la de dos miembros: Mázzaro y Alejandro Betelú.

Al iniciarse la reunión, los ministros supieron que Verani había cambiado de opinión. Compartió la sugerencia de íntimos que el recambio en este momento de conflicto docente sólo erosionaría más el poder del gobierno. Ni habló de la cuestión pero el amague había impactado en el seno del gabinete. El llamado del ministro Gabrielli disparó el reproche de Mázzaro a Rodríguez, que siguió fuera del despacho y luego se sumó Betelú, que cuestionó también las formas ideadas para los alejamientos.

Verani se mantuvo ajeno al conflicto y al denso ambiente gubernamental. Recién afrontó su intento de recambio cuando la ministra lo visitó y cuestionó el accionar de sus colegas. “Si hoy me voy, no me echa la UnTER, me sacan los propios”, reprochó. Así, hablaron de buscar el momento.

En el gabinete, el gobernador también pidió a Rodríguez prioridad en el cobro de las regalías mal liquidadas por las petroleras. Se trata de cinco millones de pesos. En otra parte, Verani consultó sobre el pedido a la Gendarmería. La mayoría de los ministros se anotició por “Río Negro”. Rodrigo informó que Gobierno había acordado con Nación el envío de hombres de Prefectura y el alistamiento de la Gendarmería aunque ya se advertía que estos no sería necesarios movilizarlos.

Luego, ante los periodistas, Verani -sin inmutarse- cuestionó las versiones de renuncias de ministros y negó el pedido de fuerzas nacionales.

Mantienen la ocupación en Bariloche

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un grupo nutrido de docentes decidió mantener la ocupación de la planta baja del municipio, en reclamo de los sueldos atrasados y también en solidaridad con sus pares reprimidos en Viedma. La medida no afecta la actividad municipal porque los funcionarios y empleados pueden entrar y salir del edificio a voluntad.

La medida se inició el jueves, cuando los trabajadores coparon la sala principal de la intendencia y mantuvieron un fuerte cruce con varios concejales. Ayer, luego de una asamblea de la que participaron cerca de 200 personas, decidieron sostener la toma durante el fin de semana.

El día anterior los manifestantes le habían exigido a los ediles que firmen un pedido de juicio político al gobernador Verani. Aceptaron suscribirlo sólo Alberto Icare (del MUP), Jorge Temporetti (MPP) y el radical Ricardo Spoturno.

“Yo no pedí nada”, dijo Verani

VIEDMA (AV)- El gobernador, Pablo Verani, negó que haya pedido la presencia de gendarmes. Aseguró que “nunca lo hice, nosotros no lo pedimos. Puede ser que de Prefectura pero de Gendarmería yo no pedí nada”. Así lo señaló en el mediodía de ayer tras la reunión de gabinete.

No obstante mientras se desarrollaba ese encuentro en el despacho del gobernador, el secretario de Seguridad, Rolando Martín, sostuvo en una entrevista radial a “Cadena Integración” que a través del Consejo de Seguridad Interior se acordó la convocatoria de la Gendarmería o Prefectura para trabajar con la policía provincial, confirmando el pedido de colaboración.

Consultado específicamente sobre la presencia en Viedma de gendarmes o el grupo antichoque de la Prefectura, el funcionario indicó que ya hay “gente de Prefectura a disposición de la provincia y otras fuerzas de seguridad nacional”. Ante la pregunta sobre cuántos efectivos habían arribado a Viedma ayer, Martín respondió que “en este momento no tengo el número exactamente pero es un número importante”.

Antes de las siete de la mañana de ayer se observó personal con uniforme claro, cascos similares a los que utilizan efectivos del BORA y armas en la puerta de ingreso a la central del Banco Patagonia S.A. en Viedma.


Comentarios


Dudas y diferencias dominaron la reunión de gabinete