Duelo de estrellas en Ginebra

El choque es entre Argentina y Portugal, pero todos los ojos están puestos en el verdadero asunto: Leo Messi versus Cristiano Ronaldo. El partido será mañana a las 20.



#

Ginebra, una ciudad sin pasión ni estirpe futbolera, tendrá mañana el privilegio de albergar el primer duelo directo entre las dos superestrellas vistiendo las camisetas de sus respectivas selecciones.

“Son dos grandes jugadores, pero son distintos”, advirtió hoy Sergio Batista, entrenador de una selección argentina que no se medía con la lusa desde 1972. “No es un duelo Cristiano-Messi”, dijo, sin demasiado éxito, el seleccionador portugués, Paulo Bento.

El introvertido Messi, estrella del Barcelona, tiene a sus 23 años una ventaja clara sobre el fulgurante Cristiano, figura del Real Madrid y tres años mayor: el fútbol lo reconoce abrumadoramente como el mejor jugador del planeta.

Desde el estrepitoso 5-0 de los azulgrana sobre los blancos en noviembre de 2010 las cosas no hicieron sino mejorar para Messi y, en algunos aspectos, complicarse para Cristiano.

El argentino ganó por segundo año consecutivo el premio al mejor jugador, y el portugués, elegido como “rey” en 2008, ni siquiera estuvo en el podio. Inmersos en una carrera de toma y daca en la que cada gran actuación de uno motiva al otro, ambos suman 24 goles en 22 partidos de la Liga española.

Todo indica que alguno de los dos -o ambos- podrá superar el récord de 38 goles en una temporada, en manos del español Telmo Zarra desde la temporada 1950/51 e igualado por el mexicano Hugo Sánchez en la 1989/90.

El choque de mañana es importante porque Sudáfrica 2010 no ofreció el esperado duelo Messi-Cristiano. Fue un Mundial de despedida prematura y más bien amarga para los dos, ya que el argentino se fue sin meter un gol pese a jugar muy bien por momentos, y el portugués apenas anotó el intrascendente último del 7-1 sobre Corea del Norte.

A Ginebra llegaron ambos con ganas de demostrar sobre el campo de juego quién es el mejor. Los dos volaron el lunes temprano para encontrarse con sus compañeros y sus seleccionadores, todos protagonistas de nuevas etapas tras el Mundial, Batista al frente de Argentina y Bento con Portugal.

Mientras el partido previsto para las 21:00 (20:00 GMT) llega para los 30.000 espectadores en el Estadio de Ginebra, el fútbol está inmerso en una discusión propiciada por el inefable José Mourinho, el histriónico entrenador del Real Madrid: a Cristiano le pegan mucho más que a Messi. Cuando ven al del Barcelona, sus rivales levantan el pie, dice el técnico.

Batista no coincide. “Yo digo que a Leonel le pegan lo mismo que a cualquier jugador, y un poco más incluso, por la forma de jugar de Leonel”, analizó el seleccionador albiceleste.

En el entorno de Messi fueron claros hoy en Ginebra. “El que dice que a Leo le pegan menos que a Cristiano no sabe de fútbol”, dijo a dpa un hombre muy cercano a la estrella azulgrana. “Son posiciones diferentes, jugadores diferentes, equipos diferentes. La discusión no tiene sentido”.

Pero “Marca” y “As”, los dos diarios deportivos de Madrid, intimamente vinculados al equipo blanco, salieron hoy en primera plana a sostener el debate. Según “As”, “Cristiano sufre muchas más faltas que Messi”, 84 contra 48. Según “Marca”, “los defensas le pegan al luso el doble”, 58 contra 32.

Consciente de los intereses particulares del fútbol en la Península Ibérica, Batista espera que el mensaje de Mourinho no dé pie a un Portugal cebado con Messi: “No creo que influya en el partido con Portugal, que queremos que salga de la mejor manera”.

Mientras Batista ya dijo que Messi jugará “todo el partido” si fuera necesario, medios españoles y portugueses especulan con que no sea ése el caso de Cristiano.

Batista no ocultó hoy que sueña a lo grande. “Tenemos tres años para prepararanos para ser campeones. Argentina necesita ganar un campeonato del mundo, hace mucho que no lo hace”.

Bicampeona mundial, Argentina tiene más historia que un Portugal que no pasó del tercer puesto, pese a haber dado al mundo grandes futbolistas.

Todo indica que Bastista apostará a “barcelonizar” su equipo para darle a Messi las mejores condiciones posibles. La “Pulga” como “9” apoyado a izquierda por Ezequiel Lavezzi y derecha por Ángel Di María, con el potencial “socio” Javier Pastore de enganche es una posibilidad real.

Bento, que recuperó al extremo Ricardo Quaresma para la selección, no contará con los centrales Pepe y Ricardo Carvalho, lesionado y reemplazado a último momento por Ricardo Costa. Tampoco con el brasileño nacionalizado Liedson, al que muchos reclaman.

“Estamos buscando nuestra identidad”, dijo Bento, apelando a un término que también usa Batista. Y mientras la identidad de ambas llega, Messi y Cristiano salen a la cancha.

Agencia DPA


Comentarios


Duelo de estrellas en Ginebra