Duhalde asumió, renunció y llamó a apoyar al presidente y a Solá



Eduardo Duhalde asumió ayer e inmediatamente renunció a la titularidad del PJ bonaerense, en un acto en el que les pidió a los consejeros partidarios hacer un "mea culpa" y apoyar las gestiones del presidente Néstor Kirchner y del gobernador Felipe Solá.

Durante una reunión a puertas cerradas en la histórica Quinta 17 de Octubre, en San Vicente, Duhalde dejó en manos del jefe del bloque de Diputados nacionales del PJ, José María Díaz Bancalari, la presidencia del partido a nivel provincial.

En ese marco, el ex presidente pidió permiso a los consejeros -en su mayoría duhaldistas- para darles "un último consejo". "Dentro del peronismo tiene que haber un mea culpa porque nosotros también tenemos responsabilidad en lo que pasó" en el país, en alusión a la crisis del 2001, dijo.

Duhalde les pidió a los dirigentes del PJ bonaerense "no caer en ninguna trampa de las que nos preparan nuestros adversarios" de la oposición y manifestó el apoyo decidido del PJ a Kirchner y Solá: "No podemos darnos el lujo de restar apoyo a quienes nosotros hemos elegido", afirmó.

Sin embargo, no todas fueron rosas en el acto de asunción de las nuevas autoridades del PJ bonaerense. Duhalde se retiró antes de terminar el acto en el que estaba previsto que pronuncie un discurso de despedida ante los militantes, aduciendo una "indisposición" producto de una "gripe".

Ayer por la mañana, el ex presidente ya se había retirado antes de que termine un acto en un hotel porteño con intendentes del Mercosur, aduciendo tener una cita con el médico para hacerse un chequeo antes de viajar a Perú para la Cumbre Sudamericana de presidentes.

La retirada anticipada de Duhalde no le permitió cruzarse con los ministros Aníbal y Alberto Fernández, que llegaron para acercarle el "acompañamiento del presidente" Néstor Kirchner, "a un querido amigo, de lo mejor que ha dado el peronismo, en los últimos momentos de su representación" en el partido.

Tampoco asistió el gobernador bonaerense, Felipe Solá ni sus representantes en el Consejo del partido, entre ellos, el ministro de Gobierno bonaerense, Florencio Randazzo y los intendentes de La Matanza, Alberto Balestrini, de La Plata, Julio Alak, y de Merlo, Raúl Otacehé, en un gesto para "no avalar" la designación del resto de los cargos en la conducción del PJ bonaerense. Así lo señalaron fuentes del felipismo que dijeron que "el gobernador no fue al encuentro de San Vicente para no avalar la forma en que se eligieron al resto de las autoridades partidarias, a dedo y sin consultarlo".


Comentarios


Duhalde asumió, renunció y llamó a apoyar al presidente y a Solá